Sin categoría

EQUILIBRIO SOBRE UNA PIERNA

Hola yoguis!!
Esta semana vamos a trabajar el equilibrio de las piernas. Hay que empezar a elevarse del suelo 😉
No tengáis miedo si no es lo que mejor se os da, siempre hay algún truco para empezar. Por ejemplo, si no os sentís muy estables, os podéis poner al lado de una pared para apoyar una mano en ella, esto os dará seguridad y poco apocó ya os soltaréis.
Tenéis que empezar poco a poco, no queráis correr antes de andar. Cuando ya estéis cómodos con el pie a un palmo del suelo, lo subís un poco más. 
Desde mi experiencia os digo que las asanas de equilibrio ayudan a mejorar, no sólo el equilibro, la concentración, la coordinación, la fuerza de las piernas, mejora los reflejos y, en el día a día, se mejora el riesgo de no sufrir caídas tontas. Yo era muy propensa a esas torceduras de tobillo tan tontas, incluso yendo de plano, y he notado como las sufro menos y reacciono mejor.
EMPEZAMOS!!!
La Garza.
Pienso que es la más indicada para empezar. Apoyáis el peso del cuerpo sobre una pierna, la otra pierna la eleváis doblada y la sujetáis con las dos manos. Aguantáis de cinco a diez segundos, lo que podáis. Si lo necesitáis, con una mano os apoyáis en la pared. Deshacer y repetir con la otra pierna.

La balanza.
Poner el peso del cuerpo sobre la pierna izquierda, por ejemplo. La pierna derecha la lleváis hacia atrás y ponéis los brazos en cruz. Poco a poco inclináis el cuerpo hacia adelante a la vez que eleváis la pierna derecha hasta formar una paralela con el suelo. Cada uno hasta donde pueda. Deshacer y repetir con la otra pierna.

El águila.
Echar el peso del cuerpo sobre el pie izquierdo, doblar un poco la pierna izquierda también. A la vez cruzáis la pierna derecha por encima de la izquierda, hasta enlazarlas del todo. Y si no necesitáis apoyo en la pared, cruzáis los brazos de forma que queden entrelazados también. Como en la foto. Tenéis que intentar que la espalda este recta. Y acordaros de repetir con la otra pierna. 

El árbol.
Como ya os he explicado en otras ocasiones, vamos a recordar que se puede hacer con el pie de apoyo a distintas alturas. Si empezáis con el apoyo en la pierna izquierda, la derecha podéis ponerla a la altura del tobillo, la rodilla, la cara interior del muslo o por encima del muslo. Elegir la que podáis sostener con comodidad, con la práctica ya mejorara. Cuando estéis colocados, unir las manos a la altura del pecho y después las eleváis por encima de la cabeza. Deshacer y repetir con la otra pierna.

Hasta aquí la primera parte de los equilibrios sobre una pierna. 
Ya tenéis para practicar. En un próximo post os pondré más asanas de este tipo.
Espero que os guste y que practiquéis!! Cualquier pregunta no dudéis en hacérmela saber, os responderé encantada.
Muchas gracias por estar ahí!
Blanca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s