Sin categoría

“SOMOS LO QUE COMEMOS”

Hola yoguis!
Hoy os quiero hablar de los “alimentos que curan“. 
Cada vez estoy más convencida de que somos lo que comemos. Y podría continuar con un montón de frases que dan la razón a esta teoría.
Pero lo primero que quiero dejar claro es que en este tema yo soy un “bebe”, todo lo que puedo compartir con vosotros es porque lo he leído, contrastado o comprobado. Y aún con todo no quiere decir que sea la verdad verdadera, ya que constantemente se hacen nuevos estudios que ratifican, y a veces cambian, lo ya descubierto.
Tengo una teoría, nos están matando con la comida. Se que suena catastrofista, pero….
Porque estoy cada vez más convencida? No tenéis más que echar un vistazo a vuestro alrededor, estéis donde estéis, seguramente veréis a gente obesa y con muchos dolores de huesos, con problemas cardiovasculares, con problemas de tropecientas intolerancias, alergias, etc. etc. 
Porque en el fondo la obesidad muchas veces es un problema secundario, lo que pasa es que es el que más se ve. Y a mí, personalmente, no me parece normal que todo el mundo tenga tantos problemas físicos, cuando se supone que la raza humana vive en una de sus épocas con más comodidad y ventajas al alcance de la inmensa mayoría. Está claro que algo falla.
Alguna vez ya os he comentado mi versión de porqué estamos vivos, es muy sencillo, respiramos y nos alimentamos.
El aire que nos rodea más o menos lo tenemos valorado, sabemos que en las ciudades se respira peor porque más contaminación y, por eso a la gente, nos gusta tanto estar y vivir al aire libre, más en las afueras o en pueblos.
Sin embargo de la calidad de la comida nos olvidamos bastante.
Sabemos que un tomate de temporada y del pueblo, tiene un sabor inigualable. Sin embargo nos preocupa no tener un bote o tetrabrik de tomate frito la despensa, porque es muy remediado le va bien a todo.
Personalmente, entono el mea culpa. Reconozco que mi alimentación y la de mi familia no es 100% saludable. Pero aún con todo, todos los cambios que hemos ido realizando en este último año y pico, se han visto reflejados en nuestro cuerpo y en nuestra salud de una manera que no hubiera creído antes de empezar. Y eso es lo que me motiva a seguir aprendiendo y mejorando.
Como sabéis recientemente he sido operada de várices. La insuficiencia venosa es un problema crónico que no tiene solución, hoy por hoy. Tan sólo existen remedios paliativos, que dependiendo de la gravedad del trastorno, alivian las molestias. Bien sea quitando las varices o dejándolas pero aliviando su dolor.
Otro día ya os hablaré un poco más sobre las várices y sobre cómo me ha ido a mi.
Lo que os quería contar hoy es que al acercarse la fecha de la operación pensé que podía estudiar un poco que alimentos iban a ayudarme a reforzar las paredes venosas, ya que mi sangre es lo suficientemente fluida . Y eso es lo que hice.
Encontré varias páginas donde se indicaban que alimentos iban bien gracias a su poder vasoconstrictor ( contrae la vena ) o vasodilatador ( dilata la vena ). Dependiendo del problema de cada uno, puedes usar unos u otros.
                    

( información sacada de internet)
Después de mirar varias páginas y contrastar información, estos son los alimentos que he utilizado con más asiduidad de la normal durante estos días. 
Agua con zumo de limón, por su efecto depurativo. Lo ideal es tomar en ayunas, pero yo la he ido bebiendo durante el día.
Arándanos, antioxidante y ayuda a fortalecer las paredes venosas. Además de los que ya me echo en el desayuno he tomado algún puñado más extra.
Te verde, una gran antiinflamatorio. Uno todos los días por lo menos.
Ajo, desde que deje de usar la sal se ha convertido en mi apaño estrella. Y sabiendo que va muy bien para fortalecer las paredes venenosas, lo va a seguir siendo para siempre. 
También he reducido la ingesta de carbohidratos, por muchos paseos que de al día no necesito tanta energía.
Y he aumentado el consumo de vegetales, sobre todo de hoja verde. Intentando hacer en una de las comidas del día, un delicioso batido verde ( un plátano, dos puñados de espinaca cruda y medio vasito de bebida de avena, bien licuado en una batidora americana y está delicioso ).
Como os he mencionado unas líneas más arriba, yo no soy quién para enseñar nada en nutrición. Pero si quiero animaros a que os lo planteéis un poco, que meditéis si vuestra alimentación es la más adecuada y que os informéis.
Tenemos que empezar a valorar más a nuestro cuerpo y si no sabemos valorar la comida no será suficiente, por mucho ejercicio que se haga. 
Espero haberos animado a cuidar un poquito lo que comeIs. 
Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima
Blanca.
Anuncios

1 thought on ““SOMOS LO QUE COMEMOS””

  1. Hola guapa, voy leyendo todas tus publicaciones y tomando nota e inspiración y en este post tenía que comentar.

    Hace mas de un año que vivo en UK y tras leer tus palabras y saber por qué línea vas en cuanto a la alimentación, te sorprenderías de como se alimentan en este país, presumen mucho de lo “organic” pero no saben comer sin ketchup, salad cream…

    Desde que vivo aquí más interés tengo en qué es lo que como y que es lo que seré por eso.

    Saludos desde Wiltshire 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s