Sin categoría

SECUENCIA SUAVE

Hola yoguis!!
Para esta semana os he preparado un post pensado en esos días en los que no apetece hacer nada de nada. También os puede servir para cuando os despertéis por la mañana, antes de levantaros. O incluso os puede servir si estáis convalecientes, por algún motivo leve, y tenéis que permanecer tiempo de reposo.
En fin, pienso que ha quedado una secuencia sencilla y suave, pero no por eso menos efectiva. Cuando la realicéis veréis la diferencia de vuestro cuerpo al terminarla. 
Empezamos!!
Cada ejercicio, o postura, lo podéis mantener de seis a diez respiraciones profundas.
Para empezar, permanecéis tumbados boca arriba y realizáis unas respiraciones ( recordad que tenéis que intentar respirar con la tripa ). Este ejercicio sirve para tomar consciencia de nuestro cuerpo.

Después, recogéis vuestras piernas hacia el pecho y las rodeáis con los brazos. Poco a poco estiraréis los músculos de la espalda y los destensareis.

Desde la posición anterior, bajáis las piernas juntas hacia un lado y la cabeza la giráis al contrario. Recordad repetir con el otro lado. 

Os quedáis otra vez boca arriba. Ahora dejáis una pierna estirada y la otra doblada hacia el pecho. Seguimos estirando, pero suave. Si queréis más intensidad en el estiramiento, podéis estirar la pierna del pecho e intentar acercarla al cuerpo. Siempre poco a poco y sin sentir dolor. No os olvidéis de repetir con la otra pierna. 

Luego, os sujetáis los pies con las manos y las piernas dobladas por fuera de los brazos.

Después, apoyáis los pies en el suelo con las rodillas dobladas. Intentáis tocar con las manos los tobillos y eleváis el culete para formar un puente. Apretando culo y abdomen!!

Volvéis a apoyar la espalda en el suelo y eleváis las piernas rectas hacia el techo. Formaréis una L. 

Seguimos, ahora sentadas vamos a hacer una torsión. Dejáis una pierna estirada, la otra la dobláis y pasáis el pie a la altura de la rodilla de la pierna estirada, por el exterior. Ahora giráis el tronco hacia el lado de la pierna doblada intentando apoyar los brazos en ese lado también. Casi mejor miráis la foto y no olvidéis hacer los dos lados.

Seguimos sentados en el suelo con una pinza. Cada uno hasta donde llegue, no forcéis. 

Ahora os ponéis boca abajo y colocando los brazos el L y elevando la cabeza y tronco formaréis una cobra pequeña. Si apoyáis las manos a la altura del pecho y eleváis, formaréis la cobra normal.

Para terminar, eleváis el culo hasta sentarlo sobre vuestros pies y os dejáis caer hacia el suelo, estirando los brazos.

Y así tenéis completa una secuencia de unos diez minutos para días en los que el cuerpo quiere poco meneo. Aquí os dejos el enlace al video, por si os gusta más así.
Espero que os guste y que disfrutéis de vuestra práctica!
Un saludo enorme a todos y hasta la próxima!!
Blanca. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s