Sin categoría

Cuatro asanas nuevas para #PocoAPocoYoga.

Hola yoguis!!

Hoy voy a compartir con vosotros como realizo cuatro posturas nuevas, que podéis incluir en vuestra práctica y compartir en Instagram con en #PocoAPocoYoga que iniciamos el mes pasado.

Además os voy a intentar aclarar una duda ( que hasta hace poco no diferenciaban ni yo) de que diferencia hay entre la posición de cobra y la de perro boca arriba.

Una vez más os voy a aconsejar que antes de comenzar esta práctica calentéis un poco vuestros músculos y articulaciones. Podéis hacerlo caminando de forma vigorosa, saltando a la comba, bailando, etc. cualquier actividad que os haga entrar en calor.

Una vez hecho el calentamiento y ya podemos empezar.

La primera postura que os propongo se llama el sol o el plano inclinado, en sánscrito Purvottanasana.
Para realizarla por sentáis sobre la colchoneta con las piernas estiradas y apoyáis nuestras manos unos 20 cm por detrás de el culete, de forma que los brazos queden paralelos.
A continuación, haciendo fuerza con el abdomen, piernas y apretando bien el culete, eleváis el cuerpo hasta dejarlo bien recto desde los hombros hasta los pies, los pies tenéis que intentar que os apoyen en el suelo. La cabeza primero mira en línea con el cuerpo hacia el techo, si podéis la tenéis que dejar caer para que mire hacia atrás, siempre sin forzar.
Aguantáis unas cinco respiraciones y deshacéis lentamente.
Esta postura ayuda a estirar bien toda la zona del pecho, hombros y garganta. También ayuda a mejorar la fuerza de las muslos y todo el Core. Y aunque no lo parezca, ayuda a mejorar el equilibrio.
Personalmente, cuando la realizo noto como me da energía. 

 

La segunda postura que os propongo hoy es el puente, en sánscrito Setu Banda Sarvangasana.
Esta postura la comenzamos echados sobre la colchoneta con las piernas flexionadas y apoyando bien las plantas de los pies, con firmeza.
A continuación elevamos todo el tronco, haciendo fuerza con muslos, abdomen y culete. El peso del cuerpo lo llevamos hacia los hombros, de esta manera nuestro cuello se quedará bien pegado a la colchoneta. Los brazos, hasta ahora permanecían estirados paralelos al cuerpo pero ahora los vamos a doblar y vamos a intentar apoyar las manos en la zona lumbar para intensificadas el estiramiento de la columna.
Siempre y cuando os encontréis cómodos podéis aguantar unas cinco respiraciones y deshacer lentamente de la misma manera que lo habéis hecho pero a la inversa.
En esta postura también ayudamos a partir el pecho, hombros y nunca. Aparte es un grandísimo estiramiento para toda la columna vertebral. Por cómo queda colocado el cuello, se hace un buen masaje a las glándulas tiroides.
Esta postura, al igual que la anterior, ayuda a dar energía.

La tercera postura que os comparto hoy es la más sencilla de conseguir, pero no por eso la más sencilla. Se llama la langosta, en sánscrito Salabhasana.
Empezamos tumbados boca abajo sobre la colchoneta, los brazos extendidos a los lados con las palmas hacia el suelo.
A continuación, contrayendo bien todos los músculos de la parte posterior del cuerpo, eleváis las piernas y los brazos, intentando que queden en línea entre ellos. La mirada permanece al frente. Siempre cuando os encontréis comodos podéis permanecer cinco respiraciones y deshacéis.
Esta postura mejorar toda la musculatura de la parte posterior del cuerpo y ayuda a estirar la columna.
Al igual que las posturas anteriores ayuda a mejorar la flexibilidad de sus hombros, cuello y pecho.
Y la sensación que causa, al igual que las anteriores, es de revitalizar la mente y dar energía.

Y terminamos con una postura más relajante. Torsión de la columna en posición descansada o en  sánscrito Jathara Parivartanasana.
Para realizarla os tumbáis sobre la colchoneta boca arriba y flexionaréis las piernas. Después extendéis los brazos en forma de cruz. A continuación dejáis caer las piernas dobladas hacia la izquierda, por ejemplo, y la cabeza la giráis hacia el brazo derecho. Permanecéis unas cinco respiraciones, deshacéis y volvéis al centro y repetís hacia el otro lado.
Como vais a poder comprobar es un excelente ejercicio para descomprimir la columna vertebral de arriba abajo. También masajea todos los órganos internos de la zona abdominal. Y se produce  estiramiento en el lateral del muslo y en la zona de los hombros.
A nivel emocional es una postura super relajante, con lo cual ayuda a calmarnos.

A continuación voy a intentar diferenciaros, desde mi punto de vista, es la postura de la cobra y la del perro boca arriba.
A simple vista son muy similares, de hecho sus beneficios son prácticamente los mismos, es pero ahora os explico la diferencia.
En la postura de la cobra los muslos permanecen pegados a las colchoneta, los omoplatos intentan juntarse en el centro de la espalda y la mirada aunque un poco elevada permanece hacia el frente.

En la postura del perro boca arriba los muslos se elevan de la colchoneta y la curvatura de la espalda se amplifica, abriendo todo lo posible el pecho y estirando la cabeza hacia atrás.

Personalmente, hasta hace poco no las diferenciada, pensaba que era la misma postura llamada de dos formas diferentes.
Y es que esto de los nombres de las posturas me lleva un poco por la calle de la amargura. Porque en los últimos 50 años se han multiplicado las variaciones de todas las posturas originales de yoga.
Y aunque si sabes sánscrito las sabes llamar a todas, luego aparte están las traducciones y las variaciones que en cada país y en cada modalidad de yoga han seguido añadiendo.
Por eso aunque está bien saber cómo se llama cada posición, tampoco os matéis mucho los cascos porque es imposible saberlo al 100%. Y muchas veces os encontraréis con una misma posición pero con una persona que la llama de diferente forma, no os preocupéis, seguramente los dos tendréis razón.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os guste, que sigáis practicando y, si queréis, que sigáis compartiendo en Instagram con el #PocoAPocoYoga para seguir compartiendo y aprendiendo entre todos.

Os quiero recordar que, como siempre, todo lo que comparto es desde mi propia experiencia. Y que cuando practiquéis en casa recordéis que nunca tenéis que sentir dolor, cada uno hace hasta donde puede y bien hecho está.

Un saludo enorme y muchas gracias por estar ahí. Nos vemos el lunes con más.

Blanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s