Sin categoría

En busca del equilibrio

Hola yoguis!!

Empezamos la semana y hoy os voy a compartir una pequeña reflexión personal, sobre lo complicado que es encontrar el equilibrio personal, en lo que a autoestima se refiere.

Muchas veces leemos frases motivadoras que nos invitan a querernos más, a valorarnos, a no juzgarnos tanto, etc. Y es cierto que, muchas veces, se tiende a ser demasiado autocríticos.
Pero que pasa con el otro extremo. Que pasa cuando se piensa que se es el centro del universo y todo gira en torno a uno o conspira contra uno.

Hace unos meses, creo recordar, leí un post en el blog de Raquel del Rosario ( un blog que a mi me encanta) con el que estuve muy de acuerdo, vivimos en la sociedad del “drama”.
Yo vengo observando que cada vez más se tiende a hacer de la vida personal de uno mismo un “culebron”. Muchas conversaciones tienden a ser una especie de “competición” por ver a quien de esas personas les pasa la cosa más buena del mundo o la cosa más grave del mundo, lo cual es aún más triste.

La verdad no entiendo bien porque pasa esto.

Y es que encontrar ese equilibrio en el autoestima es complicado. Saber cuando reclamar atención y cuando ceder el protagonismo, saber disfrutar de los éxitos en la vida sin parecer prepotente, saber cuando expresar un lamento sin parecer ser mártir.

Personalmente pienso que ese equilibrio personal es posible. En la vida, he tenido la suerte de conocer a personas que me han transmitido ese equilibrio y eso me da las fuerzas y la esperanza para trabajar en mi persona e intentar conseguirlo.

Sin duda el yoga me esta ayudando en el proceso. Es uno de esos beneficios difíciles de explicar, sobre todo como trabajar para conseguirlo. Pero os puedo asegurar que la práctica de yoga es algo más que un mero ejercicio físico. Que con el paso de los meses aprendes cosas de ti mismo que ni imaginabas. Y esos descubrimientos te hacen ver la vida desde otra perspectiva, con más consciencia, con más calma, con más gratitud, …….. y un sinfín de nuevas sensaciones que la mente va procesando poco a poco.

Lo malo es, que creo, que este tipo de equilibrio emocional no se puede enseñar de una manera teórica. Al menos yo no sabría dar  pautas para conseguirlo. Es la práctica diaria, las ganas de aprender, leer libros, etc. Y sobre todo, pienso que, es cuestión de actitud, de abrir la mente y dejar que los cambios surjan. Algunos incluso serán dolorosos, pero necesarios para seguir avanzando y alcanzar el ansiado equilibrio.

Y os dejo con esta frase: ” La luz en la oscuridad, esa de la que todos hablan, la que hay que buscar cuando estas al final del túnel, no la verás si no abres los ojos.

Así que desde mi rincón os doy los buenos días y espero que tengáis una buena semana.

Ya sabéis que podéis seguir practicando con #PocoAPocoYoga , en el post anterior compartí cuatro asanas nuevas.

Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo!

Blanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s