Sin categoría

Un día cualquiera

Buenos días de viernes!

Otra semana que se termina y nos vuelve a reunir aquí en el blog.

Muchas veces me han preguntado como organizo mis practicas, que que hago cada día. Pues bien, quitando la rutina mañanera que desde hace un par de meses sigo a rajatabla, cada día son practicas improvisadas, distintas y sin pretensiones concretas. Tan solo disfrutar de mi momento.

Siempre caliento, hago posturas para estirar todo el cuerpo en general, de fuerza, hay días que hago equilibrios de brazos, alguna invertida. Este mes estoy siguiendo un reto en Instagram para intentar aprender a hacer el pino de una vez. Hay días que solo hago saludos al sol. Otros, posturas de suelo para relajar la espalda.

Vamos, que no llevo un orden precisamente. Intento escuchar a mi cuerpo y darle lo que necesita. A veces, si esta muy perezoso, le “obligo” un poco. Hay días en los que me siento capaz de todo y pruebo cosas nuevas (transiciones, variaciones más complejas).

Y con esto no quiero decir que esta manera sea la ideal, tan solo es la que hoy por hoy hago yo.
Os recuerdo que he aprendido sola en casa, con fotos de Instagram (hace dos años no había videos). Y aunque después comencé a ir a clase una vez a la semana, sigo con mi ritmo personal.

Y todo esto viene porque este miércoles estaba haciendo mi practica de cada día y probé una pequeña secuencia de tres posturas enlazadas, que nunca había probado antes, y me salió a la primera y con los dos lados.
Pensé en ponerla y explicarla pero, como es un poco compleja, luego pensé en que asanas harían falta para ir preparando al cuerpo para poder hacerla. Y aquí tenéis el resultado.

Os dejo un video donde lo explico. Espero que os animéis a probar.

 

La secuencia de tres posturas son el Compás, el Elefante y un equilibrio de brazos con las piernas en tijera y lateral. Ya me disculparéis con los nombres, todavía no he encontrado un libro que tenga todas las posturas con sus variaciones y con sus nombres. Sigo en ello.

Después en las asanas preparatorias os he seleccionado la postura del Gato con varias variaciones. Con ellas vamos a calentar y flexibilizar la columna, los hombros. Y también vamos a fortalecer el core y los brazos y piernas.

image

 

Luego se sigue estirando con la V invertida y la Cobra.

image

 

Siguiendo con unos estiramientos de piernas, espalda y especialmente la cadera.

La cuna del bebe.

image

 

La tortuga, la cual os he marcado dos fases. Una mas sencilla que la otra. La primera vez que se hace esta postura es difícil saber hacia donde tirar y os puede pasar que os quedéis atascados al deshacer, a mi me paso la primera vez. Es una de esas que hay que probar varias veces para pillarle el truco, la consciencia corporal.

 

image

 

Una mariposa estática. Esta postura y las dos anteriores nos ayudan a mejorar la flexibilidad de la cadera y la movilidad de la pierna en todas las direcciones.

Seguimos estirando la pierna y todo el lateral del tronco. Si os fijáis, esta postura es como el compás pero en el suelo.

image

 

Y ya esta! Todas ellas las podéis hacer recordando practicar con los dos lados del cuerpo. Y las podéis mantener, siempre y cuando estéis cómodos, un mínimo de tres respiraciones.
En las fotos y video llevo mallas de Etrē y top y camiseta de Asics.

Ya sabéis que todo lo que comparto esta basado en mi propia experiencia personal. Cada uno de vosotros tenéis que ser responsables de vuestras practicas y saber hasta donde puede llegar vuestro cuerpo. Nunca tenéis que sentir dolor.

Recordando a la campaña de Reebok , #BeMoreHuman ( se más humano), la cual me parece muy acertada, y el gran post del martes de Cristina Mitre en su blog The beauty mail, hoy las fotos y el video van sin ningún tipo de filtro, al natural. Y es que solo soy una mujer normal, aspirante a yogui, practicando en mi casa y compartiéndolo con vosotros.

Espero que tengáis un buen fin de semana y el lunes nos volvemos a ver aquí en el blog. Mientras tanto ya sabes que me tenéis a diario compartiendo en Instagram, Twitter y Facebook.

Un fuerte abrazo para todos y muchas gracias por todo vuestro cariño.

Blanca.

Anuncios

2 thoughts on “Un día cualquiera”

  1. Muchas gracias por tu última entrada, tu blog es de gran ayuda. Desde que lo descubrí me he enganchado al yoga y lo he intentado muchas veces, pero viéndote a ti, se ve más cercano. Yo también tengo un lado más tenso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s