Sin categoría

La capacidad de cambio esta en nuestras manos

Buenos días yoguis!
Definitivamente creo que los amaneceres me ponen reflexiva y filosófica ( a nivel casero claro ). El viernes pasado disfrute de una pequeña practica al amanecer. Hacía días que no salía a mi montecito a disfrutar de esa magia en vivo y en directo, aunque todos lo días lo veo desde mi casa no es lo mismo.

image

 

Pues bien, luego estuve todo el día dando vueltas a esas preguntas existenciales que nos hacemos a veces y que, bien porque aún no las hemos reflexionado o bien porque no esta de más recordar el porque de ciertas cosas, no esta de mas hacérnoslas de vez en cuando.

Y una de ellas fue “de verdad haces todo lo que esta en tus manos para tener la vida que quieres?”.
Hoy por hoy, y siendo consciente de en esta vida el cambio es contante y no siempre controlable por nosotros mismos, yo si. Quizá no al 100%, tengo que ser sincera, pero en su mayoría si. Y siempre con una mente abierta para seguir aprendiendo, seguir adaptándome a lo que venga y con una idea mas o menos clara de lo que si quiero en mi vida y lo que no.

Y es que no siempre se puede elegir lo queremos, no siempre podemos evitar los problemas, pero si podemos afrontarlos con una actitud diferente, con mas calma y reflexión, contando tres ( o los que hagan falta) antes de actuar.

Y ahí, una vez mas, surge el yoga.

image

 

Las personas allegadas a mi lo han podido comprobar en estos últimos meses, pero sobretodo yo he sido y soy consciente de como ha cambiado mi actitud hacia las circunstancias que la vida constantemente nos pone delante. Y soy consciente también de que aún queda trabajo por hacer. Siempre se esta aprendiendo.

Pero volviendo al tema, si todo esto que os cuento esta pasando es porque yo he puesto de mi parte para que pase.
Modifiqué horarios para poder entrenar con seriedad, con obligación, porque entendí que cuidarme era una prioridad, no algo que hacia por capricho.
Cambié, y sigo aprendiendo y cambiando, mis hábitos alimenticios, porque entendí que para cuidarme tenía que empezar desde dentro.
Aprendí a escucharme y a priorizar mis necesidades físicas y mentales sin sentirme culpable por ello.
En definitiva, cambié mis hábitos de vida porque si seguía haciendo lo mismo que hacía los resultados no llegarían nunca. Y eso si, siempre informándome en fuentes serias y profesionales, contrastando la información y todo ello poco a poco. No se puede pretender cambiar todo de la noche a la mañana.

Y por eso hoy te traspaso a ti la pregunta: De verdad estas haciendo todo lo que esta en tu mano para tener la calidad de vida que quieres?

Te invito a hacer una lista ( realista) sobre que aspectos de tu vida no te gustan ahora mismo, como te gustaría que fueran y que tendrías que hacer para que cambiaran. Insisto, realista!
Hazlo sin prisa, meditando cada situación de una forma sincera y objetiva. Intenta hacerlo desde el no juicio, ni para bien ni para mal. El resultado, tu mismo/a lo veras y lo dejo para tu reflexión.

Y eso, hoy os hago pensar un poquito, que con moderación también es bueno.

image
Además os quiero agradecer de corazón la participación en el reto que estamos haciendo en Instagram #2015Yogui . Es una maravilla ver vuestros progresos, vuestro animo, vuestras ganas de aprender. Por eso seguimos y esta semana tenéis estas posturas que os comparto a continuación, a modo de secuencia. Aquí os dejo el video. Muchas gracias de verdad!

En el video llevo un conjunto de top y mallas de Reebok.

Ya sabéis que todo lo que comparto está basado en mi propia experiencia personal. Cada uno de vosotros tiene que saber adaptarlo a sus necesidades y respetando vuestras limitaciones. Sabiendo que nunca tenéis que sentir dolor, cada uno llegará hasta donde pueda y bien echo estará.

Os recuerdo que podéis seguir viendo mis prácticas diarias en Instagram, Twitter y Facebook. El próximo día nos volvemos a ver aquí en el blog.
Un saludo enorme y muchas gracias ahí!!

Blanca

Anuncios

10 thoughts on “La capacidad de cambio esta en nuestras manos”

  1. Hola Blanca, el hecho de haber tenido una niña hace un año ha sido una gran cambio y me he dado cuenta de una cosa. Antes igual me encontraba más cansada o no hacia algo por pereza, aun teniendo más tiempo que ahora mismo. Ahora en cambio, gracias a mi niña y a su gran energia, me encuentro mucho mas activa y menos cansada a pesar de trabajar, la casa, etc…por lo que creo que todo está en nuestra cabeza. Por cierto, me he animado a apuntarme a yoga una vez a la semana, ayer dí una clase y me vino muy bien. Gracias

    Me gusta

  2. Nos pides sinceridad, pues ahí va……Soy consciente de que no hago todo lo que puedo para cambiar las cosas que no me gustan, que son unas cuantas. No sé bien si es un bloqueo que no me deja ser valiente o porque realmente sé que afectaría a otras personas, aunque tampoco sé si para bien o para mal. Como ves….ni yo misma sé por donde tirar. Te aseguro que hay cosas que voy cambiando poco a poco, desde que te descubrí es como que veo una luz que me dice por donde tengo ir, porque me gusta lo que haces y como lo haces.

    Me gusta

    1. Hola María, muchas gracias por tus palabras. Te entiendo perfectamente, muchas veces estamos tan acostumbrados a nuestra rutina de vida que nos cuesta el modificarla, aun sabiendo que va hacer para nuestro bien. Y muchas veces el problema está en que pensamos antes en los demás que en nosotros mismos. Lo único que te puedo decir es, que las personas que te quieren realmente estarán felices viéndote feliz a ti, por lo que de vez en cuando tenemos que poner prioridad a nuestras decisiones, aunque de primeras sea un cambio duro seguro que luego es para mejor, ya que será lo que nosotros hemos querido. Un saludo y muchas gracias!

      Me gusta

  3. Impresionantes fotos!!
    Siendo sincera conmigo misma, sí que hay aspectos de mi vida que me gustaría cambiar, pero en mi caso, el esfuerzo que me supone no me compensa (ejemplo claro, la alimentación). Y está todo bien. Con la edad he aprendido a disfrutar de lo que tengo y de cómo soy sin pasarme todo el tiempo queriendo más, y me ha costado lo mío. Lo importante para mí es lo que dices, una actitud positiva ante cualquier circunstancia.

    Me gusta

  4. Desde hace dos años decidí ponerle rumbo a mi vida y cambiar una muy mala relación con la comida que estaba haciéndome enfermar de cuerpo y que ya había enfermedado desde hacía tiempo a mi mente. En ese momento tuve que decidir emprender un cambio (el más difícil de mi vida, por entonces con 24) que a día de hoy solo me ha dado beneficios. No tenía muchas opciones, era o seguir enferma y empeorar, o brillar y renacer como el ave Fénix y disfrutar de la vida, de mi familia y de mis amigos. Hace dos años la lista estaba llena de cosas, tenía muchas cosas que cambiar y pocas con las que quería quedarme, pero la constancia y el esfuerzo me han servido para que, a mis 26 años, esté más que convencida con las cosas que hago día a día y con el camino que sigo. Por supuesto que quedan cosas que limar, cosas que mejorar y otras que se quedarán conmigo para siempre, pero ahora soy mucho más crítica con las cosas que me rodean, con las cosas que leo, con la comida, con el deporte, etc. y soy capaz de discernir mejor qué es lo que necesito y qué no. Y sin duda posts como este hacen mucho bien al hacernos reflexionar, aunque sean cinco minutos, acerca de lo que hacemos y de lo que no. Porque sucede que en esta sociedad actual nos olvidamos de querernos a nosotros mismos y nos dejamos llevar por cosas efímeras que nunca han valido la pena y que nunca lo valdrá.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Lara por compartir tu experiencia e impresiones. Personas como tu con vuestros comentarios dan mas valor a nuestras palabras y hacen ver al resto que todo es posible! Muchas gracias de verdad! 😉

      Me gusta

  5. Mi vida en los últimos 3 años ha sido un proceso de cambio constante, precisamente porque llegó un momento en que no me gustaba a mí misma y no hablo solo de imagen, sino también mi forma de vida: sedentaria, derrotista, sin ilusiones ni metas, estaba siempre cansada y aburrida… Para mí el desencadenante de todo el cambio fue descubrir mi pasión por el deporte (¡con 33 años!) y desde ese momento todo ha ido encadenado: nuevas aficiones, nuevos hábitos, nuevas amistades y por supuesto mejor imagen, mejor salud (afronto de manera proactiva mi enfermedad, antes ni siquiera la aceptaba y con ello he mejorado mucho), más fortaleza física y mental.
    Y sigo en este proceso de cambio, siempre hay cosas nuevas por aprender.
    Tienes razón en que debemos hacernos esa pregunta, yo personalmente tengo que aprender a ser más reflexiva.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s