Sin categoría

Yoga en una silla

Buenos días yoguis!!

Para hoy os traigo una forma de hacer yoga diferente.
Hace año y pico ya la compartí en Instagram y he pensado que aquí lo tenéis más a mano. Es una forma de practicar yoga pensada para las personas con poca movilidad, o que están en proceso de reposo por algún problema en piernas o brazos. También sirve para personas mayores que buscan unos ejercicios suaves y con mayor estabilidad.
E incluso sirve para hacer en el trabajo, en una pausa claro. Después de unas cuantas horas de pie haciendo el mismo movimiento cual robot, o de estar sentado mirando a una pantalla, el cuerpo os lo agradecerá.
En fin, aquí tenéis una pequeña sesión de yoga en una silla.

Son una serie de posturas sencillas adaptadas a estar sentado, pero aún así, notareis su eficacia.
Están pensadas para mantener cada posición un mínimo de tres respiraciones completas. Ya sabéis que nunca tenéis que sentir dolor ni incomodidad. Cada uno hasta donde pueda.

-Y os invito a comenzar con una par de respiraciones profundas y tranquilas, para sosegar el cuerpo y la mente. Tomando conciencia de nuestro cuerpo.

-Después, seguimos con unos estiramientos con los brazos elevados, lo hacemos hacia arriba y hacia los lados. De una forma similar a la postura de la montaña y la de la media luna.

-Seguimos estirando, esta vez el cuello con la ayuda de la mano. Lo hacemos de forma suave y controlada. Siempre hacia los dos lados.

 

image

 

-Apoyando el pie en la pierna contraria hacemos unos sencillos giros de tobillos, para luego flexionarla el cuerpo hacia la pierna apoyada y sentir como se estira el muslo, desde la cadera, por la cara externa. Muy similar a la asana de la paloma. Repetir con la otra pierna.

-Luego giramos el tronco hacia un lado haciendo palanca con nuestras manos, tanto en la pierna como con el respaldo de la silla. Y ya tenemos la torsión espinal. Haciendo siempre los dos lados, no lo olvidéis.

 

image

 

-Imitando la postura de la ele de pie, nos flexión amos hacia delante con los brazos estirados y en línea con el cuerpo. Mantenemos con una respiración tranquila.

-Después nos dejamos caer hacia las piernas, los brazos relajados, pero el estiramiento de la espalda se mantiene activo para intensificar su eficacia. Similar a la pinza.

-Desde ahí, elevamos los brazos y nos agarramos del respaldo de la silla. Después, elevamos la cabeza y abrimos el pecho hacia delante, sintiendo como se estira. También sentiremos el estiramiento de los hombros y brazos. Mantenemos y relajamos un poco. Esta forma de estirar se asemeja a la del arco de agarrarnos los pies.

 

image

 

-Para activar las piernas, un poco adormiladas de estar quietas, o demasiado tensas por estar de pie, he pensado elevarlas juntas y mantenerlas unos segundos. Haciendo que se active también el core. Por eso, aunque salvando las distancias, me recuerda a la asana de la barca.

-Y para terminar lo hacemos estirando la cadera. Separáis las piernas todo lo que podías y encajáis los brazos doblados entre ellas, apoyando los codos en los muslos. Desde ahí, empujáis con los brazos hacia afuera para intensificar el estiramiento. Esta postura se asemeja a la rana o a la flexión frontal intensa.

 

image
Cinco minutos escasos y unos pocos movimientos bastan para desentumecer y despertar al cuerpo. Y sin levantarse de la silla!

Aquí os dejo el video de muestra para que lo veáis mejor. En el llevo mallas, top y camiseta de Lorna Jane, una marca que me encanta por sus diseños y tejidos.

 

Además, como ya sabéis, hoy comenzamos el nuevo calendario del reto #2015Yogui. Este mes de mayo esta destinado a mejorar nuestra flexibilidad con una serie de posturas muy sencillas.
Aquí os dejo el video de las correspondientes a la primera semana, hechas a modo de secuencia, por si las queréis practicar así.
En el video llevo mallas de Etrē y camiseta de Asics.

 

Espero que os guste mi propuesta de hoy.
Ya sabéis que todo lo que comparto esta basado en mi propia experiencia personal. Cada uno de vosotros tiene que saber adaptarlo a sus necesidades y sus limitaciones. Y si no estáis seguros de practicarlo por vuestra cuenta, siempre podéis acudir a algún centro especializado donde os enseñaran de forma personalizada.

Os espero también, como siempre, en Instagram, Twitter y Facebook. El próximo viernes nos volvemos a ver por aquí.
Un saludo enorme y muchísimas gracias por todo vuestro cariño!!

Blanca.

Anuncios

4 thoughts on “Yoga en una silla”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s