Sin categoría

Perder el miedo a las asanas invertidas

Buenos días yoguis!

Hoy vamos a dejar un poco de lado las reflexiones y nos ponemos un poco mas prácticos ( en lo que a yoga se refiere). Y pensando en esa gente que esta en el punto de progresión en el que quiere probar las posturas invertidas, os voy a intentar ayudar a vencer ese miedo inicial tan lógico y normal que todos hemos tenido al principio.

Lo primero es estar seguros de no tener ningún problema físico severo en la zona de cervicales, en los ojos y en los oídos. Ya que aunque las posiciones invertidas tienen unos beneficios alucinantes a nivel global, si que es verdad que la presión acumulada en cuello y cabeza es importante. También se debe tener especial cuidado o no practicarlas en el embarazo y durante la menstruación.

Con las posturas invertidas se invierten los efectos de la gravedad, se invierte el flujo sanguíneo y la linfa, revitalizando el flujo al deshacer la postura. También se mejora el sistema nervioso, el digestivo y el excretor.
A nivel mental requieren de gran concentración y enfoque, siendo necesario que la mente este lo mas calmada posible.

Otra cosa que os quiero comentar es una postura invertida tiene múltiples variaciones y desde la mas sencilla a las mas complicadas, los beneficios generales van a ser los mismos. Con esto os quiero decir que no os obsesionéis con hacer un sirsasana ( parada de cabeza) cuando podéis hacer un arado o una vela y experimentar sus bondades. Todo llega a su debido momento y las prisas no son buenas.

La actitud ante una postura invertida tiene que ser de confianza y curiosidad, y eso si siempre desde el respeto a nuestro cuerpo y con mucha prudencia.
Si os da mas seguridad, siempre podéis pedir a alguien que os ayude.

Por mi experiencia recuerdo que la sensación el primer día que te pones cocota abajo es de agobio, presión, desorientación y cuesta respirar. En concreto al hacer Sirsasana, al deshacer, en la cabeza oía un sonido como de olla exprés flojito. Pero a la vez tienes una euforia contenida que te invade desde lo mas profundo.

Inspirándome en un libro que tengo ( Hatha Yoga ilustrado de Martin Kirk ) os he seleccionado estas posturas en un orden de menor a mayor dificultad, al menos para mi.

Empezamos con la asana de piernas elevadas que puede hacerse con o sin apoyo en una pared. Esta sencilla postura es muy beneficiosa y relajante, sobretodo con apoyo. Y las piernas ya se ven beneficiadas al invertir todo el flujo de la circulación sanguínea. Yo en esta postura suelo estar un mínimo de diez respiraciones.

image

 

Después iría la V invertida o perro boca abajo. Pero es tan conocida y la habéis visto tantas veces que no la he incluido. Pero si, esta también se considera una invertida, de medio cuerpo claro.
El arado. Aparte de invertir la mitad superior del cuerpo es un grandísimo estiramiento de la columna. Es importante hacerla con los músculos implicados calentitos y si hay problemas de cuello mejor no hacerla. Como es muy relajante se puede mantener un mínimo de cinco respiraciones.

image
La vela. Suele ser la primera invertida total que se practica. Requiere fuerza abdominal y de todo el cuerpo. El cuello recibe un buen estiramiento y, a la vez, la presión de soportar el peso del cuerpo junto con los hombros. No hacer con problemas en estas zonas. También es una postura que me gusta y suelo estar un mínimo de cinco respiraciones completas.

image
Sirsasana o inversión sobre la cabeza o parada de cabeza. La invertida por excelencia del yoga, la asana reina. Cuando se esta a gusto en ella es una gozada y es súper bonita. Llegar a dominarla lleva tiempo, yo todavía no la controlo al 100% . El cuerpo trabaja de una forma tan completa y los beneficios de estar invertido son tantos, que bien merece la pena experimentarla.
Existen multitud de variaciones de brazos y piernas, a cual mas bonita. En el video tenéis unas pocas. El tiempo de mantenerla depende del día y de como este, lo mas que he llegado a estar es minuto y medio. Pero he oído que hay gente que la mantiene hasta verte minutos!

image
Y, quizá, de las últimas incorporaciones en las posturas invertidas de yoga, esta el pino. En los libros clásicos no consta como una asana en si. Pero si bien tenemos en cuenta que el cuerpo va evolucionando en la práctica y una vez que alcanzas la comodidad siempre puedes ir un poco más allá, podríamos pensar que es una evolución natural de la postura original. Y lo digo con todos mis respetos. Pero una vez leí en un libro que hay tantas asanas como personas en el mundo, así que me quedo con eso.
Esta postura es el colmo del equilibrio en inversión. En mi caso todavía no la he conseguido, si bien la mejoría es notable, esta siendo un proceso muy lento y costoso. Pero no me rindo…

image
Aquí tenéis el video con la secuencia que os he preparado. En el llevo mallas de Paratifit, súper bonitas y súper cómodas! Y top de Reebok, que queda genial!

Y hasta aquí este post, el cual espero que os haya servido para convenceros de que incluyáis las posturas invertidas en vuestra vida, eligiendo la que mas se adapte a vosotras por supuesto!

Ya sabéis que todo lo que comparto esta basado en mi propia experiencia personal. Cada uno tenéis que saber adaptarlo a vuestras necesidades y capacidades. Y sobretodo, nunca sintáis dolor!

Os sigo compartiendo mis practicas en Instagram, Twitter y Facebook. El lunes vuelvo por aquí con las asanas de la semana para el reto #2015Yogui y el mantra correspondiente.

Un saludo enorme a todos y todas! Y muchísimas gracias por estar ahí!

Blanca

Anuncios

12 thoughts on “Perder el miedo a las asanas invertidas”

  1. Hola Blanca!! Me ha parecido muy interesante este post, tenía muchas ganas de saber más sobre las invertidas! Te he visto hacerlas muchas veces (te sigo en las redes sociales, he empezado este mes a compartir en el #2015Yogui y hago mis practicas diarias según tus vídeos), pero hasta ahora no me he animado más que con el perro boca abajo porque estoy empezando y creo que mi cuerpo no está preparado todavía.
    De todas formas me ha llamado la atención lo que dices de no practicar invertidas si existen diversos problemas o enfermedades severas en cuello, oídos u ojos…y es que yo tengo miopía (mucha) desde pequeñita…y me he quedado con la duda…no puedo practicar este tipo de asanas con esta enfermedad?

    Muchas gracias!! Por todo, por enseñarnos tanto!!

    Merce

    Me gusta

    1. Hola Merce, sinceramente por la miopía no lo se. Pero no creo. Me refiero a problemas de glaucoma, tendencia a derrames, tensión. Tapones de oídos. Problemas serios en las vértebras cervicales. Cosas ya severas. De todas formas, si sigues teniendo dudas, puedes preguntar a algún especialista. Ante todo es la salud y mas vale prevenir.
      Un saludo!

      Me gusta

  2. Buenas tardes, Blanca:

    Yo llevo ya casi un año practicando yoga y noto mis avances aunque me queda mucho camino por recorrer. Uno de mis retos es conseguir aguantarme sobre la cabeza (la vela y el arado las realizo), pero, cuando intento apoyar el peso en la cabeza, me duele. No sé si es falta de costumbre, por poner el peso en ella o si es normal y eso quería preguntarte. ¿A ti te pasó cuando comenzaste? ¿Es normal sentir ese dolor/presión al apoyar la cabeza en el suelo? ¿Sigo intentándolo o mejor me olvido de ese reto? No tengo problemas físicos de cuello, oídos o de ojos.
    Un saludo y gracias por lo que nos enseñas.

    Me gusta

    1. Hola Silvia! A priori es normal, yo también notaba la presión y una molestia ( no dolor) que con la práctica se fue disipando. Date tiempo y escucha a tu cuerpo. Se paciente, las invertidas son las más complejas de conseguir, pero también las mas gratificantes. Disfruta del proceso!

      Me gusta

  3. Gracias, Blanca.

    Seguiré practicando y aprendiendo hasta que lo logre, que soy muy cabezona 😉

    De nuevo, gracias por lo que nos enseñas desde tu experiencia.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Hola, hoy practiqué una postura llamada sarvangasana , mi sensación fue de mucho miedo al principio y de hecho llegué a llorar del miedo, pero despues de esto siento muchas ganas de volver a intentarlo y poder hacerlo sola cuando ya tenga mas práctica.

    Me gusta

  5. Hola! Hace unos meses que práctico nivel básico de yoga, en una de las clases nos ayudaron a hacer una Sirsasana en la pared y de verdad que me quede obsesionada, he logrado hacerla sin la pared pero siempre con ayuda, en cambio con el apoyo de la pared lo logro solita! Me encanta porque me transmite mucha paz y siento que puedo quedarme así un buen rato buscando el equilibrio.

    Yo sufro de las cervicales y tiendo a hacer esta postura siempre al final de mi práctica cuando el cuerpo está bien caliente y estirado, siempre con control y sin movimientos bruscos y puedo decir que incluso me ayuda el estiramiento del cuello, siento que es uno de los beneficios siempre y cuando se busque hacer la postura con responsabilidad y respeto al cuerpo y sus límites.

    Saludos y gracias por el post!

    Me gusta

  6. Hola Mi nombre es Sarah. A decir verdad,siempre he tenido mucho miedo a hacer la postura invertida, desde la escuela. Tengo fuerza pero no mucha en los brazos y me da miedo que al subir mis piernas mi pesa se valla hacia adelante y lastimarme, ademas creo que no logro subir con el suficiente impulso la pierna que hago? es uno de mis mayores desafios que quisiera cumplir, gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s