Sin categoría

Un día en Madrid

18/06/15 Viaje a Madrid
La verdad es que he dormido bastante bien. Ahora toca levantarse, dejar todo bien recogido, al peque con su tía y sus primos y al lío.”

Así empezó el día. Me fuí sin prisa pero sin pausa ya que la idea era aparcar pronto y bien. La estación de Delicias de Zaragoza es enorme y no tengo costumbre de usarla, tenía miedo de perder el tren, que es la pera de puntual!
Al final al parking y a correr, cruzar esa estación se hace interminable. Pero llegué bien, primera prueba del día superada. Una vez en el tren tocaba relajarse y descansar un poco ( dormir no, no tengo ese don de dormir en cualquier lugar).

Llegué a Madrid y venía la segunda prueba del día, llegar a tiempo a Zentro Urban Yoga. Lo había consultado en Google maps y ( aparentemente) estaba cerca. Aunque me suelo orientar bastante bien, me lié de calle, me dí cuenta y retrocedí. Ya estaba en la buena, crucé todo el Retiro por su lateral de la calle Alfonso XII y ví la Puerta de Alcalá.

A todo esto, yo no conozco Madrid mas que para ir al aeropuerto y poco más.

Enfile por la calle de Alcalá y a buscar la calle. Me di cuenta de que me estaba yendo demasiado, pregunté y me indicaron. Retrocedí y la encontré sin problema. Las 10:30, segunda prueba superada.

En seguida me recibió Carla (@carlamasqueyoga ), la organizadora del evento, junto con Inma. Ambas son socias fundadoras de Inspiralife, donde organizan eventos, viajes, cursos de cocina saludable,etc. todo relacionado con el yoga y el bienestar en general.

image

 

Me cambié de ropa y seguí cotilleando por el centro. No es muy grande, pero tiene una energía muy chula. Minimalista y acogedor. Todo muy natural, me pierden los suelos de madera con paredes de ladrillo.
En la sala pequeña se preparaban para dar una clase de yoga de mamas que iban con sus bebes. Una vez mas se demuestra que no hay excusas.

De repente se acerca a mi una chica y me dice, “eres Blanca verdad?” La miro ( su cara me suena un montón!) y le digo y tu eres Eva!! ( @evaeme en persona!). Besos, abrazos y a charlar!
Y es que todavía no conozco personalmente a casi nadie!!

image

 

Al poco rato llegó Isabel ( @onmytrainingshoes ). Abrazos, besos, foto en el fotocol y comenzó la clase. Nos pusimos todos la camiseta con la que nos obsequiaron y también le dimos buen uso a un estupenda botella para el agua.

Primero Carla e Inma nos hablaron de como nace Inspiralife y cual es su “misión”. Tienen preparados unos viajes para este año que quitan el hipo! India, la Toscana y un crucero, todo ello con practicas de yoga, comida sana y muy buen rollito.

Después Carla nos indicó como iba a llevar la clase y empezamos. Hora y pico de vinyasas ( asanas enlazadas en secuencia) enlazados sin tregua que nos dejaron exhaustas y como nuevas a la vez. Una sudada de las buenas!
Por cierto, la clase fue grabada por Aomm.tv, un canal online de yoga donde en breve la colgaran.

Para terminar el evento habían preparado un picoteo, gentileza de Kiki market , una tienda dedicada a la comida orgánica que para los que vivís en Madrid es muy recomendable. Además tienen servicio a domicilio.

Otro ratito de charla y ya cada uno a lo suyo.

Isabel y yo nos quedamos por la zona charlando y tomando algo. Y es que solo he coincidido con ella en persona en Barcelona, cuando nos hicieron el reportaje para la revista.
Después se tuvo que marchar porque tenía que dar clase. La vida sigue más allá de nuestras redes sociales y tenéis que saber que no vivimos de esto.

Por mi parte os tiene que quedar claro que este tipo de viajes y situaciones son de lo más extraordinarias en mi vida. Las vivo con relativa tranquilidad, pero con total curiosidad y asombro.
Luego me fui a coger algo para comer en el parque y descansar un poco para luego volver a practicar un poquito antes de ir a la estación.
Como no controlo las distancias en Madrid, no me quise ir muy lejos para no liarla. Además hacia calor y estaba cansada de la súper clase de por la mañana.

image

 

Después de comer y descansar estuve dando unos paseos por el parque, que es enorme y muy bonito. Alucine con lo espabilados que son los bichos que habitan por allí, les falta hablar para pedirte algo de comida! jajaja

image

 

También compré estos dos colgantes a un chico que los va ofreciendo por allí. No soy muy de abalorios, pero me parecieron tan bonitos y apropiados que pique.

image

 

image
Aquí el Palacio de Cristal, que al hacer tan buen día parecía un hornito! Pero es precioso!

 

Ya sobre las cinco me acerque al Palacio de Cristal, donde os había dicho que estaría para practicar un poco y allí me encontré con un par de caras que me eran familiares. Ana (@yoganas ) y Mariana (@marianagimenezg ), dos fieles seguidoras que se acercaron y con las que fue un auténtico placer compartir lo que quedaba de tarde practicando y charlando. De verdad os agradezco vuestra amabilidad y simpatía!
Cuando ya estábamos terminando la práctica, se acercaron otras dos chicas para saludar ( lo siento mucho, ya no recuerdo vuestros nombres! Soy lo peor! ).
A todas os doy las GRACIAS por vuestro gesto de venir a conocerme!

image

image

 

Pero os tengo que ser sincera. Desde Instagram os dije que estaría por allí porque ya que iba a Madrid, me sobraba tiempo y me parecía mal no decirlo. Pero por otro lado me daba mucha, muchísima vergüenza! Y por eso tampoco lo anuncie como debiera.
Yo no estoy acostumbrada a estas cosas, no soy profesora ( lo sabéis) y no se si me creeréis pero soy bastante reservada e introvertida, al menos de primeras. Por lo que este tipo de experiencias son un reto personal para mi.
Mi mente todavía es la de una seguidora que se deja inspirar y que quiere seguir aprendiendo. Y, a día de hoy, se me hace raro ser yo la inspiradora. Para mi sencillamente es compartir.

Y así llego la hora de volver a casa, a mi pueblo donde puedo disfrutar de mi montecito, mi campo, del sonido de la naturaleza, sin ese sonido sordo que el tráfico de la gran ciudad no deja de emitir!

Volviendo en el tren tuve tiempo de reflexionar y sin duda la valoración del día es súper positiva. Disfrute, aprendí, recordé, sentí, controlé, valoré y agradecí todo lo vivido.
Y no os voy a engañar, me encantaría que hubiese más días así, pero estoy aprendiendo a vivir el presente y me seguiré dejando sorprender por todo aquello que quiera venir.

Y por supuesto, soy consciente de que todo esto que me esta pasando en los últimos meses es por vosotros, así que muchísimas MIL GRACIAS  por estar ahí y querer formar parte de mi vida yogui!

Que paséis un gran fin de semana y hasta el lunes!

Blanca

Anuncios

2 thoughts on “Un día en Madrid”

  1. Viajé con Inspiralife (Carla e Inma) a la India el pasado mes de agosto de 2015 y fue un desastre de viaje, carísimo y super desorganizado. No recomiendo viajar con ellas. Fue una decepción total.

    Me gusta

    1. Siento mucho que la experiencia no fuera lo que esperabas, pintaba muy bien. Pero seguro que viste lugares increíbles, espero que te quedases con bellas imágenes para el recuerdo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s