Sin categoría

No tengas miedo al miedo.

Buenos días yoguis!
No penséis que por estar de viaje me he olvidado de vosotros, que no!

Para terminar con la ultima semana del reto de julio en Instagram #2015Yogui os tengo preparada una secuencia tremenda! Pero no os asustéis! Y mucho menos tengáis miedo.

Ya que precisamente MIEDO es la palabra a reflexionar de esta semana.

Y es que siempre estamos repitiendo palabras llenas de optimismo y superación, esta claro que necesitamos ese empujón que nos dan.
Pero el hecho de tener una mente positiva no nos tiene que alejar de la realidad de la vida. Y entre las muchas emociones que el ser humano puede sentir, esta el miedo.

El miedo bien gestionado pienso que llega a ser necesario. Desde mi punto de vista, es un aliado de la prudencia y el respeto hacia lo desconocido. Y en más de alguna ocasión nos ayudará a tener esos segundos de duda que nos permitirán pensar antes de hablar o actuar.

Obviamente vivir con miedo no es bueno, nos limita en exceso, nos cohibe, nos puede llegar a anular.

Pero vivir sin ningún tipo de miedo puede ser una auténtica locura e ir de problema en problema.

Una vez más se trata de saber gestionar la emoción y encontrar el equilibrio.

Esta claro que la sensación de miedo depende de cada persona y va evolucionando con el paso de los años. Cada uno de nosotros tenemos que hacer un ejercicio personal, pensando que situaciones nos dan miedo, de que nivel de miedo estamos hablando y si es racional o desproporcionado.
A partir de ahí ya podemos pensar en cómo gestionar nuestra reacción y actuar en consecuencia.

Puede ser que en algun caso necesitemos una segunda opinión, ya que seguramente no seremos objetivos con nosotros mismos, pero esa segunda opinión tendrá que ser lo mas objetiva posible si no tampoco nos ayudara.

A la hora de practicar yoga nos encontramos con el miedo a probar asanas nuevas y en apariencia mas complicadas. En este caso, el miedo es comprensible y, siempre que no sea excesivo, estará bien sentirlo ya que este sentimiento nos avisa de que no estamos preparados para probar.
Una vez que nuestra ganas de avanzar sean mayores que nuestro miedo, seguramente, estaremos preparados. Eso si, siempre con mucha prudencia.

Y para podernos a prueba esta semana, entre las cinco posturas, tenemos una temida por muchos, el espagart.

Cuando comencé a practicar yoga nunca había probado a hacer el espagart y lo veía como un imposible. Tarde bastantes meses en lograrlo, un segundín y gracias, pero la sensación fue tremenda. Vencer ese miedo al dolor, sabiendo que has trabajado para ello, para que no duela y salga. Y así fue.

Y os confieso que no la practico mucho y no siempre me sale, necesito calentar la zona a base de bien. Por distintos motivos físicos no he podido perfeccionarla como quisiera, pero a día de hoy estoy muy contenta de haberla conseguido.
Por eso estas dos últimas semanas del reto en este mes están dedicadas a preparar las piernas y la cadera para este momento.
Así que vamos a ello!

Comenzamos con la postura del desplante o del corredor.
Os colocáis de pie en la colchoneta y os flexionais a pinza, colocando las manos a los lados de los pies. Después lleváis el pie izquierdo todo lo atrás que podáis, dejando la punta del pie apoyada. El tronco se queda apoyado en el muslo de la pierna flexionada. La pierna flexionada tiene que formar un ángulo de noventa grados. La mirada va haca delante. Aguantáis un mínimo de cinco respiraciones completas, deshacéis y repetís con la otra pierna.

image
Seguiremos con un estiramiento intenso de la parte posterior de la pierna que llaman medio espagart.
Os colocáis de rodillas con los empeines estirados. Luego adelantáis la pierna izquierda hacia delante y la dejáis estirada. Con una inspiración eleváis los brazos por encima de vuestra cabeza y con la expulsión os vais flexionándo hacia la pierna estirada, intentando llegar el tronco lo mas cerca de la pierna. Cada uno hasta donde pueda, aguantáis un mínimo de cinco respiraciones, estaféis y repetís con la otra pierna.

image
Y llegamos al espagart o dios mono.
Antes de practicarlo os recomiendo hacer las asanas y estiramientos de las últimas dos semanas. Son esenciales para facilitar el estiramiento que conlleva haces esta postura.
Os voy a compartir como lo hago yo.
Os colocáis de rodillas en la colchoneta y adelantáis una de las piernas y la que se queda apoyada la vais estirando hacia atrás. Las manos las dejáis apoyadas a los lados de la cadera y vais bajando poco a poco con mucho cuidado.
Para relajar un poco la postura podéis colocar el taco o un par de cojines debajo de la pelvis.
La cadera tiene que estar lo mas paralela posible al suelo, sin girarla en exceso, pero ya veis que a mi misma no me sale así aun. A parte de una gran flexibilidad en las piernas y cadera, se realiza un gran estiramiento en la parte baja de la columna.
Cuando lleguéis a vuestro tope de estiramiento, aguantáis lo que podáis, deshacéis con mucho mimo y repetís cambiando las piernas.
Es muy normal que salga mejor hacia un lado que hacia el otro, pero tenéis que hacer siempre los dos lados.

image
Para continuar la semana, en el calendario os propuse el ángulo abierto sentado sobre el suelo. Pero al grabar el video se me fue el santo al cielo y lo hice sentada.
La postura es la misma, solo que sentada se trabaja mas el equilibrio y la fuerza abdominal; y sobre el suelo se trabaja mas la flexibilidad de las piernas y columna. Os dejo a vuestra elección cual realizar.
Aquí os voy a describir la que veréis en el video, ángulo abierto sentada.
Os colocáis sentados en la colchoneta, asentando bien el culete. Flexionais las piernas y os agarráis de los pies por la cara externa del empeine, o si queréis de los dedos gordos. Eleváis las piernas y veis que tal lleváis el equilibrio. A continuación estiráis las piernas todo lo que podáis y poco a poco vais acercando el tronco hacia el hueco de las piernas, controlando mucho el equilibrio con la fuerza abdominal.
Aguantáis lo que podáis y deshacéis.

image
Y para terminar este mes de julio tenemos una postura muy bonita y compleja a la vez, el yoga mudrasana.
Comenzamos sentados sobre la colchoneta con las piernas en posición de loto, pero una loto bien cerrada para que los pies sobresalgan todo lo posible. Después cruzamos los brazos por detrás de la espalda y tenemos que intentar agarrar los dedos de los pies. Tranquilos, yo no llego tampoco. Una vez colocados así nos inclinamos hacia delante todo lo que podamos y aguantamos un mínimo de tres respiraciones antes de deshacer.

image
Aquí tenéis el video de muestra. El el llevo mallas y camiseta de Mi active wear.

 

Y así terminamos el reto por este mes. Un mes dedicado a estirar todo el cuerpo y a reforzar pensamientos y actitudes.

Por el momento no tengo nuevos calendarios preparados, así que os toca demostrar vuestra constancia y para ello os invito a seguir compartiendo vuestras practicas bajo el #2015Yogui en Instagram.

Disfrutad de vuestro verano y no dejéis de dedicar unos minutos al día para vosotros mismos.

Como siempre os recuerdo que todo lo que comparto esta basado en mi propia experiencia personal y que cada uno de vosotros tenéis que saber adaptarlo a vuestras necesidades y limitaciones. Nunca sintáis dolor.

Muchisimas gracias a todos los que habéis participado en el reto y, por supuesto, a todos los que me leéis aquí en el blog! Sin vosotros no tiene sentido!

 

Nos vemos ya de vuelta en casa!

Blanca

Anuncios

6 thoughts on “No tengas miedo al miedo.”

  1. Buenos días Blanca … gracias por tus consejos!! Yo a ver si me quito el miedo esta semana y me apunto a un retiro de yoga para septiembre … pero el miedo me paraliza a tomar decisiones, tengo miedo de si va a ser demasiado yogae viernes (el viernes sólo a la llegada, sabado (mañana y tarde) y domingo (solo mañana), si me voy a agobiar sin estar con mi familia tanto tiempo, me da miedo estar con nueva gente … ahi estoy, en un gran dilema…. sería mi primes retiro … eso sí el sitio es de lo más!! Selva de Irati (Navarra) … bueno ya te contaré si me decido … que experiencia fue el tuyo??

    Me gusta

  2. Hola Blanca,

    Antes de nada comentarte que te sigo en Instagram. Yo soy nueva en esto y no tengo demasiada flexibilidad, así que quería preguntarte qué ejercicio recomendarías para ganar flexibilidad y si se puede conseguir con constancia o depende de la edad y de la complexión?
    Me gustaría llegar a hacer un “espagart” tan bonito como el que haces tú algún día!

    Muchas gracias

    Me gusta

    1. Hola Marta, muchas gracias por tus palabras y por leerme! La única clave para ganar flexibilidad es la constancia, no hay otra. La edad y la complexión de cada uno determinarán el que lo consigas antes o después, pero nada mas. Ten mucha paciencia y a practicar. Los ejercicios que comparto en este post y los anteriores de este mes van genial para estirar todo el cuerpo, as que animo! Lo importante es empezar! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s