Sin categoría

Hijos que tenéis padres.

Muy buenos días de lunes!
Qué tal lleváis el mes ( y las vacaciones?)? Espero que muy bien.

Hace unos días me encontraba en casa de mis padres y hablando de todo un poco con mi madre me di cuenta que ya no llevaba una faja ortopédica que se pone cuando le ataca el dolor de espalda y que unos días antes si llevaba. Mi madre tiene 71 años, pero lleva desde hace muchos sufriendo de artrosis, osteoporosis, su columna esta muy deteriorada y todas esas cosas que con el paso de los años acaban saliendo cuando se ha tenido una vida muy trabajada y poco cuidada.
Pero estoy segura de que a muchos de vosotros todo esto os resulta familiar, ya que es posible que a vuestros padres y sobretodo madres les pase algo similar.

La cuestión es que al darme cuesta de que no llevaba la faja le pregunte que si ya estaba mejor y me dijo que si, que ese día se había levantado mejor. Entonces aproveche para recordarle la importancia de tener una buena “faja” natural. Le recordé que nunca es tarde para trabajarla y que seguro que con unos sencillos ejercicios al día, lo notaría.

Enseguida ella me recordó que todas las mañanas hace unos estiramientos que le mandaron para el cuello y que de vez en cuando hace el yoga en la silla, el que os compartí aquí hace algún tiempo y que es ideal para personas con movilidad reducida.

Esta muy bien mama, le dije, pero ahora te estoy hablando de fortalecer los músculos, para que así te sujeten mejor y no necesites la faja.

Así que en ese mismo momento comencé a pensar que podría hacer para fortalecer el cuerpo, pero que no le resultará forzoso o dañino. Y esto fue lo que se me ocurrió.

Ven aquí mama y prueba a hacer esto, le dije.

Apoyada en la mesa del comedor con las manos y los pies a medio metro de la mesa como mínimo, dejando el cuerpo en línea desde la cabeza a los pies. Luego se levanta la pierna derecha y se aguanta así lo que se pueda, contando los segundos y a ser posible un mínimo de 10. Se deshace y se repite con la otra pierna. Y este proceso, tres veces.
Con este ejercicio se fortalecen brazos, la parte baja de la espalda y el culete.

image
Después nos sentamos en una silla ( a ser posible no muy blanda) y apoyamos las manos en las esquinas delanteras de la silla. Luego intentamos subir las dos piernas a la vez, flexionadas, hacia el pecho. Cada uno hasta donde pueda. Se repite diez veces, se descansa y en total tres rondas.
Con este ejercicio se trabajan un poco los brazos, un poco las piernas y sobretodo la zona abdominal.

image
Para completar el trabajo del cuerpo se pueden añadir unas sentadillas apoyando las manos en una mesa, para que no pierdan el equilibrio. Y también unas flexiones de bíceps, cogiendo un paquete de medio kilo o un de un kilo de arroz en cada mano.
Cada uno de estos ejercicios diez veces, tres series.

image

 

image
Así se los explique a ella y prometió hacerlos, ya que no noto ninguna molestia al realizarlos y en el fondo sabe que tengo razón, jejeje. Aunque se que de vez en cuando se lo tendré que recordar.
Como veis son ejercicios muy básicos y adaptados a personas que, bien por los achaques de la edad o porque llevan mucho tiempo sin hacer nada de deporte, no tienen una buena condición física y necesitan mejorarla.
Todo esto os lo estoy contando hoy porque he pensado que en estos días de vacaciones es muy posible que paséis días con vuestras familias. Madres, tías, incluso abuelas y porque no, los hombres de la casa también ( aunque en general los hombres de edad avanzada son mas reacios a esto de cuidarse con ejercicio, esto será otro tema).
Y es muy seguro que os cuenten sus molestias y problemas de salud. Entonces, vosotros podéis explicarles, siempre con mucha paciencia y cariño, que si hacen estos sencillos ejercicios podrán mejorar su calidad de vida.
Convencerles de nunca es tarde para cuidarse y recordárselo de vez en cuando para que adquieran el hábito.

Sin duda alguna nuestros nuestros padres y mayores en general, se han preocupado durante muchos años por nosotros y ahora nos corresponde ayudarles y enseñarles a que se cuiden para poder seguir disfrutando de ellos.
Espero que os haya gustado el post y que lo pongáis en practica, para así entre todos difundir el mensaje de una vida más activa y saludable.

Muchas gracias por estar ahí día tras día! Y un saludo enorme!

Blanca

Anuncios

6 thoughts on “Hijos que tenéis padres.”

  1. Hola Blanca!! Me ha encantado tu post te hoy! Me ha recordado muchisimo a la situación de mi madre; yo intento siempre convencerla de que haga algun tipo de ejercicio, especialmente para reforzar ya que siempre se queja de molestias en la espalada( lleva trabajando muchos años y muy duro) y la verdad que no había pensado nunca en estos enercicios tan sencillos y fáciles para personas con poca actividad física.
    Muchas gracias por los tips!!😊😊 happy week!!!! Namasté🙏🏻🙏🏻

    Me gusta

    1. Muchas gracias Rocío! Ojalá la convezcas y le ayuden a estar mejor. En este caso son ellas las que necesitan ese empujoncito y les tenemos que ayudar!;)
      Gracias por leerme! 🙂

      Me gusta

  2. Hola Blanca!
    Cuanta verdad hay en estas letras. Creo que muchos de los que tenemos padres de similares edades, tenemos ese mismo caso en casa. Nuestros padres (queridisisisimos padres!!! 🙂 ) vivieron otra epoca, en la que el cuidado físico y de la salud no era habitual y por lo tanto no era importante.
    Trabajaban y vivían para sus hijos. Hoy en dia el que más y que el menos, encuentra un hueco y se sacrifica por hacer algo por su salud, ya sea yoga o cualquier actividad saludable, consecuencia de nuevos hábitos inclusos modas, y sobre todo consecuencia de la tremenda información que tenemos, en redes sociales, libros, revistas..lo que considero que es una grandisima suerte la que tenemos, pero que ellos, nuestros padres, no tuvieron.
    Asi que hay que aprovechar esa suerte, y trasladarla de la mejor manera posible a los nuestros y en especial a los papis, que taaaanto nos han dado.
    Seguiré tus ejercicios, que me han parecido ideales, con mi madre. En pocos dias, pasaré una semana con ella, mis dos hijos y mi sobrino ( de cuatro añitos los tres!!) Y buscare mi momento para que sea el suyo también y poner en marcha tus ejercicios. Y asi, estirarnos las dos y seguramente, reírnos un rato. Lo lograremos con con tres peques purulando alrededor? ? Seguro que si!
    Enhorabuena por tu labor por tus logros fisicos y por lo bueno que transmites.
    Namaste Blanca

    Me gusta

    1. Muchas gracias Patricia! Espero que disfrutes esos días de estancia familiar y, como tú has dicho, por lo menos os hachéis unas risas. Pero estoy segura de que si se lo explicas bien a tu madre y empezáis realizándolos juntas, luego ella seguirá! Así que ánimo y muchas gracias por compartir! Un beso! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s