Sin categoría

Se puede vivir sin hipocresía?

Buenos días yoguis!
Qué tal ha ido vuestro fin de semana? Espero que muy bien. El mío, ya habéis visto por las redes que ha sido muy familiar. Celebrando mi aniversario de boda de la mejor forma, con mi marido e hijo, juntos y haciendo las cosas que mas nos gustan. Creando nuevos y bonitos recuerdos.

Hoy comenzamos la semana y os lanzo una pregunta de estas de pensar un rato, así en frío!

La hipocresía hasta que punto es necesaria?
Y os lo pregunto así porque tengo la impresión de todos en algún momento de nuestra vida hemos sido hipócritas, con lo cual no podemos decir que se pueda vivir sin serlo.

La hipocresía es una cualidad humana que no me gusta nada. No entiendo su finalidad y no me gusta la gente que la practica con una soltura que da miedo, que por cierto hay mucha. Ademas tengo la impresión de que a mi se me da fatal, vamos que se me nota enseguida que mis emociones y sentimientos no van de la mano de mis palabras y acciones.

Pero claro, entonces porque ser hipócrita? Por no herir sentimientos, vale, pero y los míos, no cuentan? No puedo decir o hacer lo que realmente querría?

Además hay otra versión de ser hipócrita, el crear una imagen a los ojos de los demás que no se corresponde con nuestra verdadera personalidad. Por que!? En serio, por que hay gente que cree que eso cuela. Tarde o temprano esa pantalla cae por su propio peso y es peor aun!

Y luego está la variante de pasar de esa persona o acción con la cual no estamos de acuerdo pero hay que quedar bien. Pues bien, pasar del tema tampoco creo que sea la solución.

Entonces que hacer, cómo reaccionar ante alguien o algo que no nos gusta en absoluto, pero no nos queda otra que aguantar.
Lo ideal sería ser sinceros y dar nuestra opinión sin cortapisas, pero claro, corremos el riesgo de crear un conflicto o dar un disgusto a alguien querido.

En mi humilde opinión pienso que se podría decir que hay grados de hipocresía.
No es lo mismo decir una mentira piadosa, de forma puntual a alguien, sabiendo que el efecto de la mentira no es mayor que el daño que causaría decir la verdad; que el estar constantemente fingiendo delante de todo el mundo solo por aparentar algo que no eres en realidad o por no querer entrar en conflicto, denotando una gran falta de personalidad y amor propio.

Pero claro, es una opinión.

Vosotros qué opináis? Pensáis que hay demasiada hipocresía en la sociedad actual? Creéis que se puede vivir siendo totalmente fieles y honestos con nosotros mismos?

Os dejo que reflexionéis sobre el tema y os animo a compartir vuestra opinión.

image

 

 

Sin duda el hacernos de vez en cuando este tipo de preguntas también nos ayuda a reconocer como somos realmente, eso si, tenemos que ser sinceros con nosotros mismos, si no de poco nos va a servir.

Y a la hora de auto analizaros, no seáis demasiado críticos, ni os juzguéis severamente. Precisamente el hecho de querer ahondar en nuestros pensamientos y sentimientos ya es algo que tenemos que valorar positivamente, sea cual sea el resultado del análisis.

Os deseo un feliz comienzo de semana y os recuerdo que me podéis encontrar a diario en Instagram, Facebook y Twitter.

Un saludo enorme y muchas gracias por estar ahí cada día!

Blanca

Anuncios

8 thoughts on “Se puede vivir sin hipocresía?”

  1. Hola Blanca. Te sigo desde hace tiempo en el blog y en las redes sociales pero hasta ahora no me he animado comentar.
    Me ha encantado tu post de hoy, una muy buena pregunta a la que dedicarle un ratito.
    En mi opinión… no podría estar más de acuerdo contigo. Muchas veces, la misma sociedad nos invita a ser hipócritas, porque claro, si no haces o dices ciertas cosas en determinados momentos, resulta que eres un mal educado/a, un estúpido/a o simplemente un egoísta que solo piensa en sí mismo.
    Estamos demasiado acostumbrados a esperar que los demás actúen como es esperado y cuando eso NO pasa, nos desconcierta una barbaridad, hasta se pueden crear situaciones incómodas, incluso dramáticas, que hacen que nos planteemos: ¿Hago lo que realmente siento que debo hacer o hago un papel para que nadie se sienta molesto?
    Es difícil encontrar equilibrio en todo esto, creo que nos queda mucho por aprender, empezando por nosotros mismos.
    Para ser la primera vez que escribo en tu blog, vaya… si que me he extendido!! XD
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Miriam! Muchas gracias por leerme y por animarte a escribir! Me alegra que te haya gustado y si, es difícil, pero el hecho de reconocerlo ya forma parte de la evolución hacia ese ansiado equilibrio. Así que seguiremos trabajando! Un saludo! 😉

      Me gusta

  2. Hay mucha desconección en más de un sentido. Mucha gente desconectada de sí misma que no toma consciencia de sí, entonces son de una manera, pero van construyendo con el discurso verbal, otro “ser” a requerimiento de las circunstancias. Así va, por un lado el discurso, lo que dicen ser, y por otro, la verdadera existencia que se refleja en los actos, y lo triste y lo que da miedo, es que pareciera que no toman consciencia de semejante disociación.

    Me gusta

    1. Hola Cecilia! Muchas gracias por comentar. Es una buena manera de decirlo, si, vivimos muy desconectados de nosotros mismos. Como dice mi profe de yoga, tenemos que reconectarnos y usar el “inti-mando”. Pero en ello estamos. Un saludo enorme! 😉

      Me gusta

  3. La verdad, me viene al pelo este artículo hoy concretamente. Tengo una compañera de trabajo que no me gusta nada. Desde los primeros días, tiene algo extraño y no me gusta, prefiero limitar al máximo la relación que tengamos, porque ya digo, tiene algo que no… No digo que sea mala persona, pero no me gusta. Entro después que ella y me dice cada mañana “buenos días guapa”, me sonríe falsamente y luego, me hace una radiografía de arriba abajo… ¿Por qué me llamas guapa y me sonries así? No se, pero me parece hipócrita por su parte ser así, sobre todo porque se le nota mucho, y desde mi punto de vista queda mal… REsulta la tipica persona que lo sabe todo y se llena de razón aunqeu no tenga ni idea de lo que está hablando. Pero lo dice tan convencida de sí misma, que parece que tienes que darle la razón.
    Pues lo siento, pero yo no soy así. Yo entro, le digo buenos días cordialmente, porque es mi compañera de trabajo, y me voy a mi puesto. No me apetece hablar ni preguntarle cosas porque no me interesa su vida, no me interesan sus modales, ni su forma de ser. Por lo tanto, intento limitarme a ser cordial en el trabajo, y punto.

    Creo que todos hemos sido y seremos algo hipócritas a lo largo de nuestras vidas, por pereza, por miedo, por quedar bien… Pero efectivamente, creo que hay diferentes niveles, y aparentar interes por algo que no te interesa pero que puede hacer feliz a alguien, pues no me parece mal, pero intentar ser la persona más super maja del universo, y que se te note a la legua que por dentro estás mordiéndote la lengua y con peligro de envenenamiento… pues no, yo no lo veo…
    Ni lo veo ni lo quiero ver, la verdad… porque alguien que es feliz creyéndose superior a los demás, desde mi punto de vista, tiene una existencia demasiado triste. Con lo bonito que es sonreír en el metro y que el de en frente, acabe sonriendo también :):):).
    (perdón por el tostón que he soltado, jajajaja, pero me has pillado en el momento inspiracional :D)

    Me gusta

    1. Hola Gloria! De toston nada! Jajaja Te agradezco de corazón tu tiempo para leerme y para compartir tu opinión. Esta claro que todos conocemos a gente así, pero bueno, lo importante es darnos cuenta y saber reaccionar a tiempo, solo así no nos harán daño.
      Un saludo y muchas gracias de nuevo! 😉

      Me gusta

  4. Buena reflexión, esa me la hice hace mucho tiempo y llegué a la conclusión de que haría o diría lo que me apeteciese a mi, pero siempre con respeto hacia las otras personas. Si alguien se lo toma mal, le digo que lo siento. La gente que me conoce realmente sabe que no tengo maldad y no se ofenden por nada que haga. Y es que ese es otro problema que nos lleva al tema, hoy en día la gente no se molesta en conocer a las personas de alrededor, juzgan por el exterior o deciden que eres como ellos y tienes que pensar y actuar de la misma manera. Algo así me pasa con mi jefa, tenemos conflictos desde hace años y el problema para ella es que mi personalidad no es como a ella la gustaría, quiere que le cuente toda mi vida con detalles, y yo soy de hablar poco y de mi vida privada no me gusta hablar, hay cosas que considero “intimas” para mi. Y tengo que hablar de cotilleos del barrio, porque la encanta y tener un ambiente “armonioso” me he tenido que aprender los nombres de las personas del barrio y me tengo que fijar en que hacen y con quien para comentarlo con ella y hasta juzgar lo que hacen, cosa que a mi me es indiferente, me enseñaron mis padres que cada uno hace lo que quiere sin dañar a los demás y que no hay que juzgar. Así que aunqye me prometí hacer lo que me apeteciese en algunos momentos no me queda más remedio que ser hipocrita. Un beso guapa.

    Me gusta

    1. Mientras tu sepas realmente con quién eres hipócrita y porque y te sigas manteniendo firme en tus principios tampoco creo que sea una cosa tan grave. Muchas gracias por compartir tu experiencia!;)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s