asanas, Inspiracion

Seamos agradecidos con nosotros mismos.

Muy buenas yoguis!

.

 

Que tal ha sido vuestro fin de semana, espero que muy bueno! Espero que hayáis disfrutado de vuestra propia compañía, de las personas que os rodean y haciendo lo que más os gustase.
Si no ha sido exactamente así, espero que lo hayáis sabido llevar de la mejor forma posible.

Un día más aquí estamos para continuar con las posturas de la secuencia final de ashtanga yoga. Una secuencia que como veis es más completa, compleja y exigente de lo que parecía al principio. Pero que con la práctica estoy segura de que todos sabremos saborearla y disfrutarla y nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Porque si algo se aprende practicando yoga ya sea con asanas, respiración, meditación, leyendo o de la forma que sea, es a ser agradecidos.

Agradecidos con lo que tenemos, con lo que nos rodea, con las personas que nos tratan bien y nos quieren, con las que no también, vamos, con todo.
Pero sobre todo aprendemos a ser agradecidos con nosotros mismos.

Así que para esta semana he pensado haceros una propuesta diferente.

Qué os parece si cada día nos ponemos durante uno o dos minutos, o si queréis más, delante de un espejo, o sentados con las piernas cruzadas y en actitud de recogimiento, y nos decimos gracias a nosotros mismos por todas aquellas cosas que creamos que hacemos bien, ya sea para nosotros mismos o para los demás.
Por ejemplo: “gracias por haber tenido hoy la paciencia necesaria en la fila del banco para poder hacer la gestión que tenía que hacer.” O ” gracias por haber sido capaz de decirle a mi madre que lo que está haciendo no es lo más conveniente para su salud y habérselo dicho con buenas palabras y sin enfadarnos.” Estas dos frases podrían ser dos ejemplos, luego cada uno de vosotros tenéis que pensar que habéis hecho ese día te merezca ser agradecido.

Me parece que puede ser un ejercicio interesante y del cual espero seamos capaces de sacar buenas reflexiones y siempre con positivismo. Eso sí, os pido que seáis realistas en vuestras reflexiones.

Ya me contaréis qué tal?

Es de bien nacidos ser agradecido.”

Seguimos aprendiendo las posturas finales de la 1ª serie de Asthanga yoga. Esta semana corresponden dos que son contra posturas de las que ya practicamos la semana pasada y la invertida por excelencia, sirsasana, la cual vamos a ir viendo muy poco a poco, sin prisa.
Además, el miércoles es Luna nueva y haremos algo diferente, ya os comentaré en Instagram.

Sin ánimo de ser pesada, os voy a volver a recordar que, antes de practicar tendríais que calentar bien todo vuestro cuerpo, bien haciendo los saludos al sol completos, o mejor aún, haciendo toda la serie hasta Navasana y luego siguiendo con las posturas finales. Cada uno sois responsables de vuestro cuerpo y de vuestro tiempo, así que está en vuestras manos el como realicéis la práctica, pero sed responsables.

Comenzaremos la semana con la postura Matsyasana, o postura del pez.
Esta postura viene enlazada de la anterior, en la que teníamos las piernas colocadas en loto y permanecíamos en equilibrio sobre los hombros. Pues bien, desde ese equilibrio descenderemos la espalda hacia la colchoneta, arqueando bien la columna hasta dejar las piernas apoyadas en la colchoneta, pero siguen en la postura de loto. Descended con mucho cuidado, apoyando vuestras manos en la espalda para ayudar en la bajada. Una vez que estéis sentados, colocáis las manos en la zona lumbar y apoyáis los codos en la colchoneta para ir descendiendo esta vez con la columna arqueada hacia atrás hasta apoyar la cabeza en la colchoneta. La cabeza tiene que quedar apoyada lo más cerca de la frente posible, cada uno llegará hasta donde pueda pero sobretodo que estéis cómodos. Una vez colocados, agarráis los pies con las manos, si podéis, y aguantáis la postura 10 respiraciones completas y tranquilas.

image

Sin deshacer la postura se continúa con la siguiente, Uttana-padasana o postura de los pies extendidos en alto.
Lo que tenemos que hacer ahora es deshacer las piernas del loto y dejarlas extendidas y elevadas, a la vez que los brazos también se juntan y le van formando líneas paralelas con las piernas, el cuerpo y la cabeza permanecen igual. La inclinación de las piernas Y los brazos es de unos 45°, pero cada uno las tenéis que colocar donde os resulte más cómodo.
Una vez conseguida la figura, la mantenemos 10 respiraciones completas.

image

Para deshacer esta postura hay que continuar hasta la plancha con brazos flexionados y para hacerlo hay que dar una voltereta hacia atrás hasta quedarnos en la plancha. En el video lo veréis mejor, pero os aviso de que yo lo hago como buenamente puedo, todavía me falta mucha práctica.

Una vez hecha la voltereta nos colocamos en la plancha con los brazos flexionados, de ahí pasamos al boca arriba para seguidamente hacer el perro bocabajo.

Desde el perro bocabajo nos colocaremos en posición para hacer la invertida Sirsasana o postura sobre la cabeza.
En este caso, os voy a pedir que si necesitáis ayuda de otra persona o estar al lado de una pared por favor hacerlo. Y si todavía no la habéis aprendido, no os preocupéis, os invito a que practiquéis la postura de partida ya que en si ya es una invertida.
La postura de partida es la siguiente, del perro bocabajo os colocáis con los antebrazos apoyados en la colchoneta, manos unidas, formando un triángulo. La cabeza la tenéis que apoyar justo en el entre las manos, bien apoyada, cada cabeza es diferente, tenéis que ser vosotros los que encontréis el punto exacto donde apoya con firmeza. Una vez colocados así iremos andando de puntillas hasta dejar la columna recta y con las piernas estiradas forma haremos un triángulo sobre la colchoneta. Esta es la postura de partida para hacer Sirsasana y ya es en sí una inversión para el cuerpo, ya hacemos que a la cabeza le llegue un gran baño de sangre que le renovará después de toda la práctica hecha anteriormente.
Pues bien, continuamos, si así estamos cómodos pasamos a elevar las piernas. Podemos hacerlo flexionándolas para luego estirarlas en la vertical. O podemos subir las rectas, lo cual es más exigente y requiere más control del equilibrio. Os lo dejo a vuestra elección.
Una vez colocadas las piernas en la vertical del cuerpo hay que mantener esta postura unas 25 respiraciones completas. Aunque en el libro que tengo de ashtanga pone que las mantengamos de 10 a 50 respiraciones, cada uno lo que pueda.

image

Antes de deshacer, se sigue haciendo Sirsasana pero formando una L invertida, bajando las piernas hasta dejarlas paralelas al suelo. En el video lo veréis mejor. Si no os veis capaces de hacerlo deshacéis y pasáis a la siguiente, no pasa nada.
Si todavía os quedan fuerzas para formar esta L invertida sabed que hay que mantenerla 10 respiraciones completas y después volver a subir las piernas a la vertical.

image

Ahora ya sí, descendemos las piernas lo más despacio posible hasta dejar la rodillas apoyadas en el suelo y nos acurrucamos en la postura Balasana, o el niño, al menos durante un minuto, antes de volver a elevar la cabeza por encima del cuerpo.

image

Y de momento aquí dejaremos el aprendizaje de esas posturas que componen la secuencia final de la primera serie de Astanga yoga. La semana que viene seguiremos.

Como veis es una semana bastante exigente y más teniendo en cuenta todo lo que llevamos hecho antes en la serie. El Asthanga no es fácil, requiere mucha disciplina y constancia hasta llegar a conseguir y mejorar las sensaciones en su práctica.

Esta semana también los tengo que recordar que si tenéis problemas de cuello o de columna que os estén causando dolor y todavía estáis en tratamiento o sepáis que no vais a poder hacerlo, por favor no lo hagáis. La práctica de yoga se puede hacer de las mil y una formas, no es necesario forzar para nada nuestro cuerpo. Os pido prudencia y responsabilidad.

Aquí os dejo el video de muestra con las cinco posturas hechas en secuencia. Ya sabéis que el video tan sólo es una referencia. Mi práctica es personal y todavía tengo mucho que aprender. Centraros en cómo vuestro cuerpo responde ante la práctica y aprended a escucharle.
En el video llevo mallas y camiseta de Mi Active Wear, con un diseño súper original y atrevido, a la vez que muy cómodo, de compresión ligera.

Y nada más por hoy, espero que disfrutéis aprendiendo nuevas posturas y perfeccionando vuestra propia práctica. Os deseo una muy feliz semana y espero vuestras fotos compartidas en Instagram con el #2015Yogui .
Ya sabéis que estaré aquí compartiendo más cosas sobre Yoga otro día y mientras tanto me tendréis compartiendo en Instagram, Facebook, Twitter y Snapchat.

Muchísimas gracias por todos vuestros comentarios, vuestro apoyo y cariño, me enriquece mucho cada día.
Espero que os guste el post de hoy y un saludo enorme!

Blanca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s