Inspiracion

Consciencia con lo que nos rodea

¡Buenas yoguis!
¿Qué tal la semana? Espero que muy bien.
Estamos a viernes, otra vez, y vuelvo por el blog con un ejercicio de reflexión muy simple y difícil a la vez. Os he preparado estas 6  asanas, que personalmente considero de recogimiento e interiorización por las sensaciones que me producen, para que mientras las practicáis reflexionéis sobre lo que os voy a hablar hoy. O sencillamente las utilicéis para desconectar durante unos minutos del ajetreo del día a día y os abandonéis en ellas. Como os digo, son bastante relajantes. Son posiciones sencillas que, una vez construidas, las podéis mantener durante un mínimo de diez respiraciones completas.
Ahora os digo en qué pensar mientras las practicáis.

post2

No cabe duda de que una vez que te adentras en el camino del yoga y en tu día a día no falta una práctica de asanas, de Pranayama, de meditación, o lo que sea, hay conceptos y emociones que van cambiando, imperceptiblemente, pero lo hacen. Son pequeñas emociones, sensaciones, maneras de pensar que, muchas veces sin pretenderlo, se vuelven más sensibles, más receptivas, más conscientes.

Una de las principales líneas de trabajo en el yoga, a nivel personal, es mejorar la consciencia sobre nosotros mismos, de eso no cabe duda. Pero ¿qué pasa? Que cuando vamos adquiriendo esa consciencia corporal y emocional a nivel personal, pues también se gana consciencia sobre lo que nos rodea y como nuestra persona física y emocional interactúa en el medio en el que vive. Es inevitable, si se sigue caminando en esta disciplina de una forma intensa y con auténtica voluntad, acaba sucediendo. La cuestión es, que hacer llegados a ese punto del camino. Seguimos avanzando de forma natural o volvemos la mirada y nos plantamos, o nos centramos en nuestro propio yo, nuestro ser.

Esta ya, es una elección personal. Tomar consciencia de nuestra persona en el día a día del planeta en que vivimos es algo que la inmensa mayoría de las personas no se paran a pensar en la vida. O si lo hacen, sencillamente no le dan la importancia que tiene.
Formamos parte de un gigantesco ecosistema en el cual somos clave para muchas cosas, y no muy buenas precisamente. En cuestión de unos pocos cientos de años, el ser humano a cambiado sus hábitos de vida de una forma alucinante y ha crecido en número de un modo increíble.

Estos cambios sufridos en los últimos 150 años, no mucho más, en una proporción de tiempo, en lo que respecta a los años que tiene La Tierra, son una auténtica barbaridad y literalmente insostenibles para el planeta.

Si yo, que no tengo grandes estudios, he podido entenderlo, creo que cualquiera con un poco de lógica y sentido común puede también. Pensadlo un poco.
La cuestión es que no se trata de dramatizar ni de alarmar a nadie. Sencillamente se trata de crear esa consciencia “acción humana- reacción planeta” y reeducarnos a nosotros mismos y, sobretodo, a los que vienen detrás.

Personalmente pienso que es posible que no lleguemos a tiempo, ya siento ser tan catastrofista pero es mi opinión. Pero lo que está claro es que no nos podemos quedar sentados esperando a que alguien empiece a mover ficha. Ni podemos esperar a los que en teoría tienen el poder, ni a que empiece otro y a ver qué pasa.

Al igual que cuando queremos cambiar algo en nosotros mismos, somos nosotros mismos los que tenemos que empezar, aquí pasa lo mismo.

Cada uno de nosotros pertenecemos a este mundo y todo tenemos parte de la responsabilidad.
Y para que veáis de que os estoy hablando os recomiendo uno de los documentales que he podido ver en Netflix, estos días de atrás.
Creo que no se puede ver desde otra plataforma digital, ni internet. Y no penséis que estoy promocionando a esta plataforma, lo comparto porque quiero. Sé que es una plataforma de pago, pero tiene una promoción de prueba, durante un mes es gratuita, por eso los estoy pudiendo ver y por eso os lo comento, no os va a costar nada.

El documental es Cowspiracy y explica el impacto que tiene sobre el planeta la producción agrícola y ganadera. Verdaderamente impactarte y digno de reflexionar. Sobretodo teniendo en cuenta que cada vez somos más y más personas sobre La Tierra.

Si lo podéis ver, sed prudentes en vuestros juicios, reflexionad la información recibida y cuestionaros desde el cariño. No se trata de dramatizar, se trata de aprender y evolucionar como personas. Puede que sea vuestro momento, o no.
Personalmente, para mí a supuesto un refuerzo a una base que ya hace algunas semanas había iniciado, el cambio de mi alimentación hacia una vía más verde, saludable para mi cuerpo y, ahora también, más sostenible para el planeta.

Es esta la mejor solución? No lo sé. Es la única solución? No lo sé tampoco.
Espero que os haya hecho pensar un poquito y que disfrutéis del fin de semana.

¡Muchísimas gracias por estar ahí cada día!
Un saludo
Blanca

Anuncios

8 thoughts on “Consciencia con lo que nos rodea”

  1. Hola Blanca,
    Me gustaría empezar a practicar yoga, podrías recomendar algún centro en Zaragoza. Busca más algo de estiramientos, posturas… qué meditación. Gracias

    Me gusta

    1. Hola Arantxa! La verdad es que no conozco personalmente ningún centro en Zaragoza ciudad, así que no sabría bien que decirte. Vivo en Borja, a 65km de Zaragoza. Si me entero de alguno recomendable lo compartiré en las redes.
      Muchas gracias por leerme!

      Me gusta

  2. Hola! Que tal? te sigo desde hace un tiempo, la verdad es que llegué a ti de manera casual vía Instagram, marco muchas fotos de escalada, paisajes, deporte y ya sabemos como funciona esto, que te va orientando, algo bueno tienen que tener la redes sociales, pero vamos que encantado, como se suele decir “me gusta tu rollo” ajjajajaj

    Me he decidido a comentarte por el tema del documental, es muy buen documental y no dependes solo de Netflix para verlo, te lo digo por si la gente dice algún comentario raro sobre eso, directamente en su página lo puedes descargar previo pago, llegando a ella escribiendo Cowspiracy en google o buscadores similares.

    Por otra parte decirte que hay varios sobre el tema, en mi casa hemos visto bastantes, mi mujer es vegana desde hace muchos años, yo me he adaptado en mayor o menor medida, digamos que he bajado mis ingestas de carne y pescado a las mínimas, lo decidimos por principios morales basicamente. Bueno que me extiendo demasiado, lo que venía a decir es que tienes razón, no eres nada catastrofista, es la realidad, por mucho que corramos ya no hay vuelta atrás, la única manera de arreglar esto sería un cambio radical en todos y cada uno de nuestros hábitos de vida, pero a nivel global y como todos sabemos… eso es imposible. Es cuestión de tiempo, aunque siempre hay que tener esperanza en el ser humano, tal vez llegue ese cambio, esa revolución de la que tanto se ha hablado últimamente y que no sea nada mas que eso, un despertar en nuestra consciencia para con la madre tierra, que las antiguas costumbres de respeto y admiración hacia ella vuelvan a aflorar en nosotros, pero… eso lo pienso yo claro, es cuestión de fe.

    Bueno, un saludo y gracias por los conocimientos que nos vas aportando, aunque el yoga sea algo que con mi configuración de sistema incompatibilice un poco, estoy hecho de corcho-pan.

    Saludos cordiales!

    Me gusta

    1. Muchas gracias Victor por tu comentario, no sabía que se pudiera ver por otras vías que no fuera Netflix.
      Por eso mismo entiendo que es importante compartir este tipo de reflexiones. No sé a cuánta gente le habré hecho pensar, no sé cuánta de esa gente pasará a actuar. Pero aunque solo sea una persona habrá merecido la pena. Compartir tiene magia! Y es cosa de todos hacerlo.
      Muchas gracias, de verdad! 😉

      Me gusta

  3. Yo este documenta no lo he podido ver . He visto alguno que otro video acerca de como se tratan a los animales en “granjas” o lugares de reproducción masiva para consumo humano y no he dejado de llorar, eso ha sido suficiente para mí emocionalmente. La cantidad enorme en la que estas granjas contaminan el planeta y del mismo modo todos los granos que son utilizados para mantener a estos pobres animales en sufrimiento, cuando muy bien podrían ser utilizados para aliviar la escasez de alimentos en muchas partes del mundo donde es necesario.

    Cuando uno se mete de lleno al yoga mas allá de las postura se crea este tipo de conciencia , recordando que todos somos iguales y que todos los seres vivientes sienten y desean mantenerse vivos y procrear naturalmente.

    Gracias por compartir Blanca y ¡enhorabuena por tu decisión!

    Me gusta

  4. Hola Blanca,

    Me encanta leerte, me relajas un montón y me gusta mucho lo que cuentas.
    Me estás ayudando a ser más feliz y gracias a ti me estoy iniciando en el yoga y me está gustando mucho.

    Muchas gracias por compartir. En cuanto tenga oportunidad veré el documental.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s