Consciencia con el planeta

Los químicos que nos rodean


Buenas yoguis!
Hoy quiero inaugurar un nuevo terreno aquí en el blog. Como ya os dije hace algunas semanas, este año quiero incorporar otros temas que, si bien a priori, no tienen mucho que ver con el yoga, pero que desde mi punto de vista si tienen un nexo común.

En la disciplina de yoga se trabaja la armonía de cuerpo y mente, pero también nuestra relación con lo que nos rodea a través de nuestras acciones.
Y nuestras acciones de cada día van desde asearnos en el baño nada más levantarnos, pasando por hacer la compra, luego cocinar, ir a trabajar, mantener la casa limpia y ordenada. Vamos un sinfín de acciones diarias que, por costumbre, no les damos la relevancia que tienen y mucho menos el impacto que nuestras decisiones, a la hora de acometer dichas acciones, tiene.

Pues bien, no os asustéis, pero quiero haceros reflexionar un poco. Al igual que hacemos en nuestras prácticas de asanas, quiero que seáis sinceros con vosotros mismos y no os juzguéis, tan solo intentad sacar críticas constructivas.

Y como son muchas de las acciones cotidianas y sencillas que, de normal, hacemos prácticamente sin pensar, hoy podemos hablar por ejemplo de la limpieza en el hogar.

Os invito a que penséis como eran las casas de hace cien años y como se mantenían limpias. Seguramente llegareis a la conclusión de que no tiene nada que ver.

No solo ha mejorado notablemente la calidad y comodidad de nuestras viviendas, también se multiplicado, de una forma alucinante, la cantidad de aparatos y productos que nos ayudan a llevar a cabo las tareas de limpieza.

Sin duda una de las primeras cosas que llaman la atención es la cantidad de aparatos eléctricos que nos facilitan la vida en el hogar. Cafeteras, lavavajillas, nevera, lavadora ( a ver quién podría vivir sin una hoy en día!), horno, microondas, vitro, aspirador, etc. etc. y un etc. casi sin fin!!

En fin, aparatos que hace cien escasos años no existían, sin los cuales habían logrado “sobrevivir” durante millones de años y que ahora no sabríamos como vivir sin la mitad de ellos.

Parece una tontería, pero creo que merece una pequeña reflexión sobre el tema. Ya que todos estos aparatos contienen una gran cantidad de plástico, componentes tóxicos y son consumidores de grandes cantidades de electricidad día tras día y ya sabemos lo que cuesta obtener esa energía, sea de la forma que sea es un gran desgaste para nuestro planeta.

Esto solo a nivel de aparatos eléctricos, pero ahora os invito a que penséis en la cantidad de productos de limpieza que existen hoy en día. Alucinante! Tan sucio está todo que hace falta tanto producto químico para todo?!

Y aquí entramos en un doble debate, el posible exceso de limpieza al que hoy en día nos hemos podido acostumbrar y la cantidad de químicos que ponemos a nuestro alrededor sin ser conscientes( tanto en nosotros mismos como por los desagües ).

Tanto en el tema de los electrodomésticos como en el de los productos de limpieza, no voy a juzgar a nadie, yo soy la primera que tiene que levantar la mano de responsable, tan solo os pido que reflexionéis y saquéis vuestras propias conclusiones.

Personalmente entiendo que estamos tan acostumbrados a vivir así que nos parece imposible hacerlo en otras condiciones, pero si se puede y debemos, en la medida de lo posible, controlar nuestra manera de consumir este tipo de aparatos y productos.

Por mi parte, estoy en pleno proceso de cambio de hábitos a la hora de mantener mi casa curiosa, por ejemplo no usando el aspirador para todo y usando en cuenta el cepillo de barrer. Pero sobretodo también estoy en la búsqueda de alternativas a la hora de comprar los productos de limpieza, intentando que sean lo más respetuosos con el medio ambiente y utilizándolos con un uso más correcto y ajustado.

Y como ejemplo os dejo este producto que llevo usando hace ya unos meses y que va muy bien.
Es un jabón al vinagre de la marca Froggy, que sirve para limpiar las zonas donde se acumula la cal, por ejemplo en el baño, la bañera, la mampara y las paredes de alrededor. En mi zona el agua tiene mucha cal y la verdad es que limpia muy bien. No está testado en animales, no contiene fosfatos ni otros químicos nocivos y más puntos interesantes que me hacen pensar que es una buena elección.

image
Otro jabón que no falta en mi casa desde hace tiempo es el jabón de tajo, el de toda la vida. Este es de la marca Lagarto, y estoy segura de que a día de hoy no se saco todo el provecho que tiene, pero, por ejemplo, va muy bien para sacar las manchas de los pantalones de mi hijo, que a día de hoy sigue pegándose medio día por el suelo cuando juega. Humedezco el jabón, froto la zona de la mancha con el y a la lavadora. Sale súper limpio!

image
Y nada más por hoy, espero haberos hecho reflexionar un poco sobre el tema. Poco a poco os iré compartiendo algún producto o truco relacionado con el tema.

Que paséis buen fin de semana y hasta el próximo día!
Un saludo y muchas gracias por estar ahí!

Blanca

Anuncios

12 thoughts on “Los químicos que nos rodean”

  1. Super bien Blanca!
    El vinagre blanco es buenísimo para limpiar desde el horno hasta los trastes hasta la ropa blanca. Es excelente multiusos, también el bicarbonato de soda.
    Mi marido como chef, es amante de los químicos para limpiar a fondo y desinfectar todo y siempre los usa en casa y es un entre por que para él cuando yo limpio con este tipo de cosas más naturales es como si no estuviera limpiando bien, que no desinfcta. Pero yo le sigo, quizá algún día cambie y vea que es mejor. La mesa y el horno son las cosas que más le digo que no rocie ningún químico por que siempre hay comida ahí y se impregna. Pero bueno, ya cederá.
    Gracias por compartir🙏

    Me gusta

    1. Si! El vinagre y el bicarbonato también son mis grandes aliados!
      Dura batalla la que tienes en casa, animo!
      Muchas gracias por leerme y compartir tu experiencia con todos! 😉

      Me gusta

  2. Últimamente me estoy empezando a fijar en que los productos que me vaya comprando no estén testados en animales. Cada vez hay más oferta de este tipo, pero sigue siendo difícil!

    Me gusta

  3. El problema a veces es lo caro que resulta lo ecologico. Yo hago jabón casero con aceite reciclado y lo uso incluso para el cuerpo. Mi ginecologa me lo recomendó para la zona genital sobre todo en el embarazo, dice que no hay jabón más natursl y mejor.
    Buen fin de semana.

    Me gusta

  4. Espero que la marca Froggy haya mejorado algo porque cuando yo la compraba (estudiantes universitarias en piso de alquiler) era lo peor. El jabón Lagarto o neutro, como yo lo llamo, siempre ha estado en mi casa para lavar a mano. He llegado a ducharme con él pero, al parecer, tiene bastante sosa cáustica, que reseca la piel.

    Me gusta

    1. Otros productos no se Cristina, pero este jabón te aseguro que va muy bien, al menos a mí me gusta el resultado.
      Y si, el jabón de tajo puede resultar fuerte para según qué pieles, pero también es una buena opción para el cuerpo.
      Gracias por compartir tu experiencia! 😉

      Me gusta

  5. Yo hacía años que no tenía jabón natural en casa,sencillamente porque no sabía lo práctico que era. Cuando conocí a mi pareja me contó que siempre tenía en casa, y desde que vivimos juntos he vuelto a usarlo y ver lo efectivo que es. La ballesta de la cocina la déjà limpia y sin olores, y mi cuñada me cuenta que en la ropa de su niña es un quitamanchas espectacular. Y las manchas de fruta, que a veces salen de nuevo después de haberlas quitado, las frota con jabón, lo pone un ratito al sol, y de ahí a la lavadora. Sale perfecto. 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s