Inspiracion

Yoga, meta y camino.

Muy buenas yoguis!!

.

 

Hoy cerramos la semana dando por terminado, también, el calendario de asanas que hemos practicado, a lo largo de este mes de abril, en Instagram.

El calendario comenzó de una manera muy asequible y suave para todo el mundo, pero reconozco que las dos últimas semanas han tenido alguna que otra complicación y han requerido de todo el esfuerzo de los participantes. Por ello no puedo estar más agradecida a todos los que han compartido sus prácticas en Instagram, ya que han sido muchos!!

Como sorpresa, os digo que tengo otro calendario preparado para este mes de mayo. Estad muy atentos a Instagram porque hoy lo compartiré!!

Esta vez, prometo que todo el mundo lo va a poder practicar, formando, entre las 20 posturas, una secuencia que está pensada para ayudar a flexibilizar la parte baja de la espalda, la cadera y las piernas.
La mecánica para participar es la misma de siempre. Tener los perfiles abiertos, en modo público. Compartir cada día la postura que toque, la noche anterior diré cuál es en mi perfil. Y, por qué no, os invito a que comencéis a practicar al aire libre, llega el buen tiempo y las sensaciones cambian mucho a mejor, probadlo y ya me contaréis. Además, pueden resultar fotos espectaculares!!

image

Pero bueno, eso ya lo iremos viendo a partir del lunes. De lo que os quería hablar hoy es de la frase para reflexionar que hemos estado tratando esta semana, visualizo el camino y tengo clara la meta.

Hoy en día, existen multitud de formas de practicar yoga, o más bien de practicar asanas. La práctica de yoga, desde mi forma de verla, tiene que ser integral, son muchas más cosas que las posturas que estamos tratando en el reto y que podéis ver cada día en infinidad de sitios web, libros, etc.

Del yoga se dice que es la meta y es el camino. La meta porque es el estado que tenemos que conseguir alcanzar, cosa que no es nada sencilla. El camino, porque a través de las herramientas que el yoga nos proporciona, conseguiremos alcanzar dicho estado.

Cuando hablamos de el estado de yoga nos referimos al momento en el que cada uno de nosotros seremos plenamente conscientes de quien somos, es decir, nos conoceremos tal y como somos en realidad, en todos los aspectos. Cómo se consigue esto, meditando. La verdadera finalidad de las diferentes prácticas de yoga ( asanas, pranayamas, mantras, mudras, kriyas, etc), es preparar el camino. Es decir, enseñarnos lo necesario para poder meditar.
Todas y cada una de estas prácticas son necesarias para aprender. Con algunas estaremos más cómodos que con otras, pero todas hay que practicarlas.

Y cuando hablamos del camino, cuando nos referimos a las prácticas de asanas, de cantos de mantras, de pranayamas o técnicas de respiración, incluso cuando hablamos de prácticas meditativas, nos estamos refiriendo al camino a recorrer. Este camino hay que disfrutarlo ya que es el verdadero maestro. Las diferentes experiencias que vivamos en cada una de estas prácticas, las emociones que sintamos, los aprendizajes, ahí es donde estaremos dando sentido a todo.

Pero siempre, siemfpre hay que tener clara cuál es nuestra meta principal, conocernos a nosotros mismos tal y como somos.

Cómo se consigue este estado de yoga, este estado de meditación? En los Yoga Sutras de Patanjali nos lo dice muy claro : ” El yoga se alcanza mediante la concentración de la mente, eliminando sus modificaciones y todo aquello que las estimula.” Ahí es na!

Las modificaciones son los pensamientos y lo que los estimula las emociones y los deseos.
Pensarlo por un momento y veréis lo complejo del tema.

Por todo esto hay que tener muy claro lo que significa la práctica de yoga en nuestras vidas y ser conscientes de por qué y para qué lo practicamos, ya que dándole un uso equivocado podemos no tener resultados o incluso resultados negativos.

Pero vamos, que tampoco hay que obsesionarse con esto, ya que, al principio de nuestra toma de contacto con las técnicas de yoga, no creo que nadie sea consciente de lo que realmente significan. Pero viene bien recordarlo de vez en cuando.

Así que espero que lo tengáis en cuenta y que disfrutéis del camino, del proceso, ya que vivir el yoga no es cuestión de asistir a clases, de leerlo en libros, o cosas así, es algo más. Es sentirlo, experimentarlo, trasladarlo a las veinticuatro horas que tiene el día, y esto lleva tiempo. Además no es algo que este marcado por lo meses que dura un curso o el tiempo que lo quieran poner de moda, es algo que si se quiere sentir de verdad, durará toda la vida!

Espero veros practicando y experimentado en vuestras propias carnes. Espero que hayáis entendido la importancia que tiene esta disciplina milenaria, que no hemos inventado en el último siglo, que ya existía y tenía coherencia mucho antes de lo que nuestra cabeza alcanza a entender. Si algo ha funcionado durante miles de años, qué más garantía queremos? Porque nos llama más la atención un nueva versión con un nombre más comercial y pegadizo? El yoga es yoga y el resto de cosas son otras cosas. Sepamos diferenciar y tengamos claro que es lo que realmente queremos.

Nada más por mi parte, espero que os haya gustado y que lo reflexionéis.

Un abrazo fuerte para todos y mucha luz!! Disfrutad del finde!
Blanca

Anuncios

4 thoughts on “Yoga, meta y camino.”

  1. Hola Blanca!
    Efectivamente el yoga es algo que va mucho más de las asanas, aunque lleva tiempo entender esto. La mayoría(yo incluída) empezamos dándole más importancia a la parte física para irnos dando cuenta poco a poco de todo lo que hay detrás.
    Hablas de los yoga sutras y me encanta, porque es un buen libro por el que empezar para ir profundizando en todo lo que nos da el yoga. Yo de vez en cuando me releo la parte de las 8 ramas del yoga para intentar aplicarlas en mi día a día, por eso escribí un post al respecto en mi blog.
    Como tú bien dices, no hay que obsesionarse, porque los extremos nunca son buenos, pero sí es importante tenerlo presente, o al menos saber que las asanas son solo la tercera rama, que hay 7 más!
    Encantada de leerte una vez más, un saludo,
    Namasté!

    Me gusta

    1. Así es Eva! Sin duda las asanas son la carta de presentación del yoga, a todos nos ha pasado, pero cuando ya estás en el camino y hay verdadera intención, todo lo demás va llegando a su debido tiempo.
      Me alegra que estés en el camino. Gracias por compartir tu experiencia! 😉

      Me gusta

  2. Vaya, hasta ahora veía la meditación como una práctica más dentro del yoga, como las asanas, pranayamas, etc, pero ahora leyendo esta entrada veo que tiene todo el sentido que acercarnos a la meditación sea el fin último de las otras prácticas. Creo que esta reflexión va a cambiar mi manera de vivir mi práctica diaria. Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s