Inspiracion

Por qué juzgamos?

Muy buenas yoguis!!

.
Como estos últimos días que estado un poco descentrada de mi rutina diaria, por el viaje a Madrid a la gran fiesta del Fit Night Out de Women’s Health, había dejado la última reflexión del reto de Instagram, el #MiVidaYogui2016, un poco abandonada. Pero no se me olvida.

Así que, una vez terminado el reto, por el cual os agradezco muchísimo de corazón toda la participación que habéis tenido durante todo el mes, tanto a la hora de compartir vuestras prácticas físicas, como vuestras reflexiones personales. Vamos a terminar comentando un poco más sobre la reflexión de la última semana, no juzgar.

Como ya fuimos hablando a lo largo de los últimos días, no juzgar es algo que por naturaleza el ser humano tiende a hacer con una facilidad increíble. Lo malo es que no somos conscientes de ello y tampoco somos conscientes de las repercusiones que esos juicios gratuitos tienen, tanto sobre la persona o situación que los emitimos, como para nosotros mismos.

Ya os compartí mi opinión sobre lo que el significado de juzgar tenía para mí en este caso. Todos podemos tener una opinión sobre algo, sobre todo si tenemos los datos suficientes como para formar esa opinión y si por la razón que sea nuestra opinión es necesaria en esa situación.
Pero, si por el contrario no disponemos de los datos suficientes como para formar una opinión, o en ese caso concreto nuestra opinión no es necesaria en absoluto, en ese caso, nuestro juicio se convierte en una “agresión verbal” hacia esa persona o situación y denota una, o más carencias emocionales nuestras.

Cuesta mucho reconocerlo, llevamos toda la vida juzgando sin ser conscientes de ello y lo peor sin saber porque, lo hacemos sin pensar, pero todo tiene un por qué.

Y quizás esa es la primera pregunta que nos tenemos que hacer a la hora de querer mejorar esa actitud en nosotros mismos. Por qué juzgamos?

Qué necesidad tenemos de opinar sobre alguien o algo que en un principio ni nos va ni nos viene. Qué sensación nos produce emitir ese juicio? Y con qué intención lo hacemos?

Preguntas difíciles de contestar en muchas ocasiones, pero necesarias para reflexionar sobre este comportamiento tan dañino para nosotros mismos.

Durante la pasada semana os propuse que durante un día entero intentaseis no juzgar ninguna situación en la que no fuera necesaria vuestra opinión. Intentando sencillamente observar las acciones que transcurren a nuestro alrededor, sin emitir ningún juicio, solamente observarlas.

Sé que algunos de vosotros lo llevasteis a cabo, yo misma lo hice. Y por eso mismo se lo difícil que es, por no decir casi imposible. Siempre se nos escapa algún pensamiento innecesario, bien solamente en nuestra cabeza o también saliendo por nuestra boca.
Pues bien, en este caso os pido que volváis a realizar el ejercicio y que en el caso de que algún juicio innecesario cura vuestra mente, analicéis las preguntas que os he hecho anteriormente. Por qué? La sensación que nos produce? Y con qué intención lo estábamos pensando?

Son preguntas difíciles de contestar, en la inmensa mayoría de los casos. Pero si somos sinceros con nosotros mismos y las reflexionamos durante un tiempo, es posible que lleguemos al origen de ese juicio. A la emoción personal que lo provoca.
Y si por algún casual llegamos al origen, habremos dado un gran paso y podemos seguir trabajando en esa emoción de origen que causa esos juicios en nuestra cabeza.

Todo esto, planteado para esos juicios que emitimos de cara a nuestro exterior, a las acciones o personas que nos rodean. Pero no olvidéis que muchas veces los peores juicios son para nosotros mismos y esos son los más importantes y difíciles de cambiar.

En este caso, se me ocurre una cosa para probar. Creo que puede ser un ejercicio interesante.

Podemos escribir en un papel, una lista con todas aquellas opiniones, sobre todo negativas, que tenemos de nosotros mismos y analizar si realmente tienen fundamento.
Aunque os digo una cosa, aunque llegaseis a la conclusión de que algún juicio personal tiene una causa o fundamento real en el que basar ese juicio, seguiría siendo total mente innecesario.
Ya que aunque reconozcamos en nosotros mismos aspectos que no nos son del todo agradables, el mero hecho de reconocerlos nos tiene que servir para poder aceptar que somos así y, en consecuencia, si es posible, trabajar sobre ellos para mejorarlos, pero nada más.

Bueno, como ya os dije el primer día que os propuse reflexionar sobre este tema, es una cuestión muy compleja, delicada y complicada de cambiar. Pero hay que tener en cuenta que no es imposible.

Lo más importante a la hora de hacer estos pequeños ejercicios en los que tenemos que ser lo más sinceros posible con nosotros mismos, es tener en cuenta que no son la única ni absoluta solución. Tan sólo es una mera reflexión un poco más profunda de cómo tratar algo que en el fondo sabemos que no nos hace ningún bien para tener un bienestar general y una mejor calidad de vida a todos los niveles.

 

image

 

Así que, sin mayor pretensión, espero que os animáis a llevar a cabo alguno de estos dos pequeños ejercicios, que os los toméis como una reflexión un poco más profunda y que nos ayuden a poder seguir avanzando en vuestro propio camino personal de cada uno, en conocernos tal y como somos a nosotros mismos.

Que tengáis una muy buena semana y muchísimas gracias por leerme y estar ahí cada día!!

Blanca

Anuncios

2 thoughts on “Por qué juzgamos?”

  1. Que razón Blanca… Yo intenté hacerlo por un reto que teníamos con mis amigas y realmente es muy muy muy difícil! Pero tienes razón porqué tenemos tanta necesidad de hacerlo…!!!! Muchas gracias por todo ! Eres genial!!!

    Gloria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s