Inspiracion

Libérate, aceptando y respetando.

Muy buenas yoguis!

.
Qué tal ha ido la semana? Espero que bien, aunque sé que el calor lo está poniendo difícil en algunas zonas de España. Por mi pueblo, por suerte, el cierzo nos ha permitido respirar unos días.

Una semana más os tengo que agradecer la gran participación que estáis teniendo en el reto de instagram #MiVidaYogui2016 . No solo con vuestras prácticas físicas, si no que además estáis reflexionando cada día sobre las palabras que os propuse, ACEPTO Y RESPETO.

Aceptar, esa gran y compleja actitud que en más de una ocasión a lo largo de nuestra vida parece algo imposible. La cuestión sería por qué nos cuesta tanto. En este caso tenemos que reflexionar sobre la cuestión o situación que nos cuesta aceptar e intentar ir un poco más allá.
Por ejemplo, y hablando siempre a grandes rasgos, a la hora de aceptar una situación que no esperábamos y que trastoca nuestros planes, la cuestión es qué emoción provoca esa situación y por qué. Lo más común es que nos produzca un enfado o puede que también un bloqueo, en esos casos esas emociones nos dicen que no nos gusta perder el control de las situaciones, que nos gusta tener un orden y que los cambios inesperados no los sabemos llevar bien. En el supuesto caso de que lleguemos a esa conclusión con una situación parecida, ya sabemos en qué tenemos que trabajar para mejorar esas reacciones.
Otro ejemplo, cuando no aceptamos alguna parte física de nuestro cuerpo. Volvemos a lo mismo, tenemos que reflexionar sobre la emoción que despierta ese rechazo. Vergüenza, miedo, tristeza, rabia, etc. En este caso, es muy probable que nuestra mente nos esté comparando físicamente con unos patrones que tenemos que cambiar o directamente eliminar. Aprender que cada cuerpo físico es único y diferente, que lo más importante no es la imagen física sino nuestra salud y que si nos centramos en nuestra salud y buen estado físico, todo eso se verá reflejado en la imagen que damos y que nuestro cerebro tiene de nosotros mismos.

Insisto en que estos ejemplos son muy generales, no se pueden tomar al pie de la letra para casos personalizados. Pero si nos dan unas pequeñas ideas de por donde va el tema.

La cuestión es que, como casi todo en esta vida, aceptar es una actitud que se puede practicar y mejorar. Y cuando esto sucede, la sensación de liberación es enorme.

Aceptar y respetar van muchas veces de la mano. Respetar es otra actitud que facilita mucho el día a día emocional. Y es que no hay una verdad absoluta sobre nada, por lo que cuanto antes aprendamos a respetar las diferentes opciones, opiniones, reacciones, etc. que podamos ir encontrando en las diferentes situaciones de nuestro día a día, antes aprenderemos a sobrellevar mejor todo lo que nos rodea y viviremos más tranquilos.

Como veis, estas dos cualidades sobre las que hemos estado trabajando esta semana tienen un fuerte poder liberador emocional. Y cuando nuestras emociones no tienen el protagonismo de nuestra vida, nos es más fácil vivir en el presente y con una atención más plena.

Pero ojo, todo tiene un límite, aceptarlo todo puede llevarnos a la sumisión y respetarlo todo puede hacernos unos inmorales. Dónde está ese límite? Cada uno de nosotros tenemos que saber encontrar esa delgada línea y aprender a mantenerla. Nada fácil.

Las emociones son necesarias, pero descontroladas pueden amargarnos la existencia.
Lo que pasa es que sobre estos temas es muy difícil hablar, dar consejo, o siquiera poner ejemplos. Cada uno somos un mundo, un universo, y sólo nosotros sabemos lo que pasa en el.
Pero el mero hecho de prestar un poco de atención a reflexionar sobre el tema ya nos puede servir de ayuda. Después, cada uno que llegue a sus propias conclusiones.
Os tengo que decir que esta semana me ha gustado mucho, especialmente, leer vuestras reflexiones en las publicaciones que habéis compartido en Instagram. Ahora sólo espero que todos sepamos llevarlas a la práctica.

 

image
Este fin de semana vuelvo a Cestona, para continuar con el curso de formación de profesores de yoga en el Asrham de Sanatana Dharma. Tengo unas ganas enormes de llegar y seguir escuchando y viviendo el yoga en su estado más puro, el de la vivencia, la convivencia, la experiencia en primera persona. Para seguir aprendiendo, en mi propio camino personal, a aceptar y a respetar todo lo que me rodea, lo que la vida me ponga por delante y sobretodo a mi verdadero yo.

Espero que continuéis con vuestras prácticas, tanto físicas, como de respiración, de meditación… Y que sigáis teniendo pequeños momentos de reflexión que os ayuden a crecer como personas.
Espero que mis líneas os hayan ayudado, muchísimas gracias por leerlas, por dedicarme parte de vuestro tiempo y nos vemos en el próximo. Que tengáis un muy buen fin de semana!

Luz para todos!
Blanca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s