Inspiracion

Semana de comprensión

Muy buenas yoguis!

.
Ya de vuelta en casa después de haber estado en Cestona, en el Asrham Sanatana Dharma, continuando con el curso de formación. Qué rápido se me ha pasado el finde y el año entero! Solo nos quedan tres meses para completar la formación!
No os podéis imaginar la maravillosa experiencia que está suponiendo para mí, y para mis compañeros, este “camino”.
Pero ahora tica volver al día a día y a mí me toca compartir con vosotros!
Esta semana he pensado profundizar sobre la COMPRENSIÓN.

Comprender no es lo mismo que entender. Para entender solo necesitamos conocer los datos, para comprender además de tener esos datos en nuestra mente tenemos que haber vivido una acción similar a la cuestionada. Solo así sabremos también que emociones puede despertar esa situación pudiendo, entonces sí, comprender cómo se siente la otra persona.

Pensad por un momento con este ejemplo, cuantas veces hemos hablando con una amiga que nos ha contado una situación personal un tanto delicada y le hemos dicho “te comprendo” aún cuando, muy seguramente, no hemos pasado por una historia similar.

Por qué está bien saber diferenciar estas dos palabras? Porque el mero hecho de ser capaces de distinguir su significado nos hará ser más conscientes a la hora de escuchar a los demás. Esto provocará que prestemos más atención a sus palabras haciendo que esa persona se sienta más respetada y atendida.
Y todo esto con solo diferenciar entender de comprender!

Antes yo comprendía a todo en mundo, lo de entender lo dejaba para cuando me explicaban algo y lo entendía, sin más.

La primera vez que escuche esta diferenciación me quedé pensando un rato hasta que comprendí que no podía comprender a todos y no pasaba nada. De hecho hay cosas que mejor no poder comprenderlas nunca.

Pero como os decía antes habrá situaciones en las que sólo escuchando con atención, respetando el espacio de la persona que nos comenta el tema que sea ya estaremos haciendo algo bueno por ella. A todos nos pasa, a veces sólo necesitamos que nos escuchen que nos presten atención y nos den tiempo para desahogarnos, para soltar aquella emoción que por el motivo que sea se ha desatado dentro de nosotros. Y no necesariamente tiene que haber alguien que nos comprenda, con que nos escuchen y con un poco de suerte nos entiendan es suficiente, en la mayoría de los casos.

Insisto en que puede que no os resulte muy interesante reflexionar sobre esto pero merece la pena que penséis sobre el tema y saquéis vuestras propias conclusiones.

 

Screenshot
Muchísimas gracias por dedicarme parte de vuestro tiempo!

Os deseo una muy feliz semana a todos llena de luz!

Blanca

Anuncios

3 thoughts on “Semana de comprensión”

  1. Y qué mala costumbre tenemos de dar opiniones, soluciones a lo que nos cuentan, cuando a veces simplemente necesitamos ser escuchados. Hace un tiempo que practico el escuchar conscientemente y aunque reconozco me está costando, cada vez más veces me sorprendo escuchando, entendiendo, en ocasiones comprendiendo, pero sobre todo respetando…..y de verdad que es muy agradable y da mucha paz, porque el simple hecho de tener que dar una solución no pedida a una situación que no es la nuestra es bastante estresante.
    Un abrazo Blanca y muchas gracias por tus reflexiones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s