Inspiracion

Comprendernos a nosotros mismos.

Buenas yoguis!

.

 

Por fin han llegado las lluvias y que falta hacían!! Por lo menos donde yo vivo.
Han sido chubascos tormentosos y eso lo hace todavía más estimulante para nuestro cuerpo ya que escuchar los truenos, ver los relámpagos, sentir el viento que se genera antes de que comience a llover, escuchar las primeras gotas caer con fuerza, notar como desciende bruscamente la temperatura durante su paso….etc. Vamos, que me encantan!

Además de disfrutar de las primeras, y espero que no las últimas, lluvias del otoño, también he comenzado a ir al gimnasio con el ritmo que me gusta y que a mi cuerpo le va bien, dos veces por semana.

Otra cosa que hecho durante estos días es aprovechar para ir a buscar moras y guardarlas congeladas. Es un truco que me dio mi amiga Paola para que así podamos disfrutar de las moras durante más tiempo, ya que como las moras silvestres no hay. A ver qué tal están después, espero que buenas.

 

image

 

Una semana más he disfrutado viendo vuestras prácticas en Instagram para el reto #MiVidaYogui2016, no sólo las asanas si no también vuestras reflexiones. Y una vez más ha sido un auténtico placer. Gracias a todas las que compartís!!

Como ya sabréis, la palabra para reflexionar esta semana era comprensión. En el post anterior ya os di mi opinión sobre que es realmente comprender algo o a alguien.
Pero a lo largo de la semana una participante del reto se planteó esta pregunta que hoy nos cuestionamos y me recordó que me había dejado esa parte de comentar, cómo nos comprendemos a nosotros mismos?

Sin duda esta era la primera parte que tenía que haber tratado en el anterior post ya que, cómo vamos a comprender a los demás si no sabemos comprendernos a nosotros mismos primero?

Después de haberle dado varias vueltas en la cabeza aquí os va a mi conclusión.

Para comprendernos a nosotros mismos tenemos que entendernos, para entendernos tenemos que conocernos, para conocernos tenemos que observarnos. Al observarnos tenemos que ser capaces de hacerlo sin juzgar, ya que si entramos en juicios no estaremos siendo objetivos en nuestra conclusión.

Sólo se puede comprender desde el Amor.

La mejor manera de observarnos tanto a nivel físico como mental, sin juzgarnos, es desde el Alma y no desde nuestra mente.
Nuestra mente puede ser emocional pero además tiende a ser más racional ( o intelectual, cuestionando todo), a vivir en el pasado ( predominando los recuerdos de nuestra memoria), fantasiosa ( engañándonos constantemente) o imaginativa ( sin parar de crear nuevos objetivos en nuestra vida pero sin una meta clara).
Desde cualquiera de estos cuatro apartados de la mente o desde la parte emocional no tenemos una objetividad total resultando imposible llegar a una comprensión real.

Para comprendernos tenemos que llegar a la Verdad, a nuestra Alma, a nuestro Ser.

Y sabéis cómo se consigue esto, MEDITANDO.

La buena noticia es que si practicamos yoga ya estamos en la dirección a correcta, así que no desesperéis en el camino, no subestiméis las herramientas que el Yoga nos aporta y el tiempo que les dedicáis.
Siendo constantes, honestos y teniendo claro nuestro camino, todo acabará llegando, podremos comprendernos a nosotros mismos y también a los demás, incluso sin haber vivido en primera persona todas las experiencias posibles.
Os deseo un muy buen fin de semana y os agradezco de corazón el tiempo que dedicáis a leerme cada día!

Un abrazo lleno de luz para todos!

Blanca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s