Inspiracion

Cómo enfocas tu energía?

Muy buenas yoguis!!

 

.

Ya estoy de vuelta por aquí, hoy con una pregunta que me gustaría que os hicierais, en qué utilizas tu energía?

Creo que ya he comentado alguna vez que somos energía, materializada claro. Pues bien, además de ser energía funcionamos con ella.
En Yoga la energía es el Prana, de ahí que las prácticas de Pranayama sirvan para dirigir el Prana o energía por todo nuestro cuerpo, reorganizarlo, conseguir que fluya con total equilibrio. Consiguiendo que nuestro cuerpo físico funcione mejor al estar más nutrido.
En el aire que nos rodea hay más sustancias que el oxígeno, el anídrido carbónico y resto de gases que conocemos.

Hoy en día ya se ha demostrado científicamente la existencia de ese “algo más” que, al no verlo, cuesta un poco entender y creer. Nuestro intelecto suele ser un poco “cerrado de mente” ante las nuevas informaciones, es su trabajo, cuestionarse toda la información que llega hasta sus “oficinas” y hace bien. No tenemos que creernos todo lo que vemos, leemos y oímos, es bueno dejar espacio para la duda razonable. Ya sabéis que para poder comprender algo hay que vivirlo en primera persona.

En fin, que si somos energía y nos alimentamos de energía (refiriéndome al Prana), en qué gastamos esa energía?, cómo la utilizamos?…

Aquí es cuando llegamos al tema de hoy.
Seguro que en alguna ocasión habéis terminado agotados física y mentalmente después de haber estado preparando un trabajo para vuestros estudios, haber organizado una cena con la familia, preparado un proyecto para el trabajo o sencillamente pensando en cómo organizar la agenda de una semana llena de actividades.
Aparentemente no eran unos trabajos que físicamente exigieran mucho esfuerzo pero seguro que al terminar habéis sentido una sensación de agotamiento en todo el cuerpo, por qué? Pues sencillamente porque habéis puesto todo vuestro enfoque, intención, toda vuestra energía en esa situación puntual.

Estaremos de acuerdo si comprendemos que en esas situaciones se requiere toda nuestra atención y eso nos produce un desgaste, pero alguna vez os habéis parado a pensar que ese desgaste era energético y no de alimentación?

Una vez entendido el concepto vamos a intentar llevarlo un poco más allá. Si bien hemos aceptado que estas situaciones requieren de toda nuestra atención, y eso hace que nuestro desgaste energético sea mayor, ahora vamos a pensar en todas esas situaciones en las que nos terminamos sintiendo de un modo parecido pero en las que no era necesario enfocar toda nuestra energía.
Por ejemplo, un pensamiento infundado y que no conseguimos sacar de nuestra mente o una noticia que ha llegado a nuestros oídos y que antes de confirmarla hemos empezado a rumiar como si nos fuera la vida en ello. También puede ser una pequeña molestia muscular producida por cualquier trabajo de la vida cotidiana y que en vez de procurar solucionarlo no hacemos otra cosa que pensar en ello, lo cual hará que en nuestra mente termine siendo una enfermedad grave.
Esto en lo que se refiere al pensamiento pero con nuestras acciones pasa lo mismo, hay veces que nos empeñamos en desarrollar ciertas acciones dejando nuestra energía en ellas pero realmente no son las que tenemos que desempeñar, en consecuencia terminaremos agotados y no habremos conseguido aquello que pretendíamos.

Os ha pasado en alguna ocasión? Pues bien, a mí sí y en estos casos hemos estado derrochando nuestra energía innecesariamente en algo que no tenía fundamento ni necesidad.

La cuestión es, podemos evitarlo? Sí. Cómo? Despertando a nuestra conciencia, haciéndonos conscientes de hacia qué y cómo dirigimos nuestro pensamiento, nuestra energía, enfocándonos en lo que realmente tenemos que hacer en cada momento. En definitiva, viviendo el momento presente.

 

img_2776

 

Una vez más en el yoga encontramos la solución, todas y cada una de las técnicas que están a nuestro alcance ( pranayamas, asanas, mantras, mudras, meditación ) contribuyen a ese despertar de la conciencia.

Pero hay que ser constante, tener paciencia y sobre todo no perder el rumbo, ni el enfoque, en cuál es la verdadera meta, conocernos tal y como somos, percibir nuestra verdadera y más pura esencia.

Así que nada, a seguir practicando.
Muchas gracias por haberme prestado vuestra atención al leer estas líneas y espero que os haya servido de ayuda.

Luz para todos!

Blanca

Anuncios

1 thought on “Cómo enfocas tu energía?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s