Inspiracion, sobre mi

Simplifica y suelta lo que no necesitas.

Muy buenas yoguis!!

.

 

Llevo ya unas semanas hablando de los cambios que a lo largo de nuestra vida se van produciendo, ya sean de forma provocada o inesperada. De cómo, por dolorosos y costosos que sean, hay que intentar observarlos con cierta distancia, intentar no caer en la negatividad que pueden inspirar; respirar, reflexionar sobre ellos y ya en frío decidir cómo afrontarlos.

Los cambios son parte de la vida y cuanto antes lo aceptemos, mejor. Además, esa espiral de energía que se produce alrededor de cada situación, tenemos que aprender a aprovecharla para que nos ayude continuar hacia delante con más fuerza si cabe.

En este 2016 están aconteciendo diferente cambios en mi vida personal, los hay más positivos y más negativos. Todos ellos en conjunto nos están ayudando a ver las diferentes opciones de avance y superación desde diferentes puntos de vista, básicamente el de mi marido y el mío. Somos bastante iguales en el fondo pero muy diferentes en la forma, no sé si me explico. Se podría decir que somos almas gemelas de las que se complementan a la hora de actuar, ya que en valores e inquietudes somos muy parecidos.
Esta característica nos ayuda a aprender y a crecer juntos, aunque a veces por el camino tengamos nuestras discrepancias.

A lo que iba, que este cúmulo de circunstancias vividas durante este 2016 nos están enseñando y mucho. Por lo cual, personalmente, estoy muy agradecida, sin cambios no hay aprendizaje ni evolución, así que bienvenidos sean.
El curso de formación, el libro, el trabajo, los pequeños problemas del día a día, etc.
Aunque tengo que reconocer que ha habido momentos en los que a parecido que perdíamos un poco el control, pero hemos sido capaces de observar y reflexionar con la distancia necesaria. Todo esto está dando el fruto de ser capaces de tomar decisiones ( más o menos acertadas, eso el tiempo lo dirá).
Decisiones que poco a poco llevaremos a la práctica y van a favorecer unos cambios más profundos aún en nuestra familia. Lo que os decía, aprovechando la inercia del cambio…

Cuáles han sido las claves para que este proceso de cambios personales no se nos fueran de las manos?
RESPIRAR, aplacar esos automatismos que muchas veces hacen que saltamos sin pensar, dándonos un tiempo extra para REFLEXIONAR y ver las diferentes situaciones con más perspectiva, sin dejarnos influir por las emociones que provocaban.
Después, y muy importante, HABLAR. Hablar es verbalizar nuestros pensamientos y emociones, soltar, liberar esa energía acumulada. Tiene un gran poder, sobretodo si se hace habiendo reflexionado antes sobre lo que vamos a decir y lo hacemos con respeto y empatía hacia la otra parte implicada en la conversación.
Una vez hablado sobre el tema y unificado puntos de vista, puede llevar más o menos conversaciones…, llega el momento de TOMA DE DECISIONES, en el que otra vez el diálogo será la clave para una buena resolución, sabiendo que todas las partes tendrán que ceder y aportar a la conclusión final.
Y aún habiendo seguido todo este proceso con éxito, hay que tener presente que siempre puede fallar algo. Tener un margen de error, un plan B, a la hora de llevar a cabo las decisiones tomadas hará que sintamos menos presión.

 

img_5589
Nosotros estamos en ello y, si todo va medianamente bien, a lo largo del año que viene iréis viendo esos cambios en mis publicaciones. Ya que la decisión que estamos valorando va a cambiar nuestro modo de vida de una forma bastante notoria. De momento no adelantó nada más.

Sólo os digo que hay una palabra que me está acompañando desde hace ya unas semanas y que se está convirtiendo en mi mantra personal, SIMPLIFICA. Se puede aplicar a cualquier situación y me está ayudando mucho.

Al nuevo año que está a punto de entrar le pido poco porque creo que ya tengo mucho más de lo que necesito.

Poder seguir aprendiendo, de forma personal y de la mano de los maestros y profesores, ese es mi gran anhelo.
La salud ya sé que es cosa mía y el trabajo/dinero también, y como ganas de trabajar en ello no me faltan pues ya está.
Otro de los cambios a corto plazo es la manera de compartir con vosotros. El mundo de las redes sociales y blogs también está en constante evolución. Sinceramente, este año, no sé si por el tema del curso, el libro o que, me he visto un poco desbordada a días y con falta de inspiración a temporadas. No os preocupéis, no tengo intención de dejarlo pero si que tengo que “definir” mejor cual es mi papel en las redes y la forma de compartir.
Transmitir la belleza de una asana en una fotografía o vídeo es relativamente sencillo, transmitir los valores del Yoga no tanto. Esto a veces crea controversias en mi cabeza y me hace dudar de si lo que hago es lo correcto.
En fin, es algo que todavía tengo que “masticar” , estoy en ello.

Eso sí, como no llevo idea de dejar de compartir, lo mejor que se ocurre para comenzar el año es con un reto y en breve tendréis todo lo que necesitáis saber para participar.
Espero que vuestro balance de año sea positivo, estoy segura que si, y que para este año que va a comenzar tengáis la energía suficiente para continuar con paso firme y consciente el camino de la Vida!
No dudéis en soltar todo aquello que ya no necesitáis, liberaros de pesos innecesarios y prepararos para recibir al nuevo año con energía renovada.

Desde aquí os deseo una buena entrada al 2017 y que la luz os ilumine siempre!

Muchísimas gracias por estar ahí, al otro lado de la pantalla, por dedicarme parte de vuestro tiempo y hacerme llegar todo vuestro cariño!

Un abrazo enorme!
Blanca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s