Inspiracion

Aplicando el pensamiento positivo.

Muy buenas!
Alguna vez ya os he hablado de los cinco puntos para construir la salud, respiración adecuada, alimentación adecuada, ejercicio adecuado, descanso adecuado y pensamiento positivo.

Con “adecuado” se entiende que tiene que ser en su justa medida y que si no es así, como todo en exceso o en defecto, el resultado no será el esperado.
En un porcentaje muy elevado, la responsabilidad de nuestra salud es solamente nuestra. 


Claro que el factor ambiental y la genética cuentan, pero son circunstancias que, aunque no podemos controlar, si podemos reaccionar ante ellas de una forma más acertad. Por ejemplo, prestando más atención a la hora de elegir las personas y entornos que nos rodean y teniendo claro que aunque, obviamente, heredamos unos genes “marcados” con información de todo tipo ( incluida la de las enfermedades ), esto sólo marca una tendencia que no tiene porque desarrollarse si somos conscientes de ello y nos cuidamos un poco más detenidamente en esos aspectos para, en la mayor medida posible, evitar o frenar su evolución. 
Pero si, aún así habrá experiencias que tendremos que vivir, si o si. Estas experiencias vienen marcadas por el Karma ( circunstancias que van a rodear tu vida de forma inevitable, hablaremos de esto más adelante). De ellas tendremos que sacar alguna enseñanza y esto será gracias a aplicar el pensamiento positivo.
De ello quiero hablaros hoy e invitaros a reflexionar durante este mes de marzo, ya sea comentando aquí en el blog o en las redes.
Tener un pensamiento positivo es verlo todo de color de rosa? NO, eso sería ser un iluso.

Se trata de ver las cosas, las circunstancias, tal como son, siendo realistas y sin dramatizar.
Hoy en día tendemos a juzgar, criticar, exagerar, etc. y lo hacemos en todo, en lo bueno y, sobretodo, en lo malo. Para qué? Qué sacamos en limpio exagerando? Disfrazar la realidad.
Si nos pasan cosas buenas tendríamos que ser agradecidos, disfrutarlas y no dejarnos llevar por la euforia de ese acontecimiento.

Si por lo contrario vivimos una situación dolorosa tendríamos que aceptarla, buscar la mejor solución y continuar, sin dramatizar.
Qué podemos tener en cuenta en estos casos para llevar a cabo este tipo de pensamiento?:

  • Intentar no reaccionar de forma automática, aprendiendo a observar la experiencia que sea desde la “distancia”, como si no fuéramos nosotros los protagonistas. Esto nos dará una perspectiva más objetiva que permitirá que pensemos con más claridad el siguiente paso.
  • Reflexionar sobre lo sucedido pensar el siguiente “paso”. Trazando diferentes maneras de continuar, plan A, plan B, etc.
  • Actuar. No recrearnos en nuestros pensamientos y continuar hacia delante. Muchas veces dar el siguiente paso relaja la “tensión” creada por la circunstancia y nos permite ver el camino con más claridad.

Para que estos puntos a tener en cuenta funcionen será muy útil la respiración consciente, el Pranayama.

Buscar un lugar tranquilo, alejado de la fuente del conflicto, sentarnos con una buena postura, ( columna erguida ), cerrar los ojos y respirar. 
Y os voy a poner un ejemplo, el baño puede ser un buen lugar para ganar ese tiempo extra aunque suene un poco extraño. 

Imaginad que surge la “noticia” que va a cambiar nuestro estado emocional en medio de una reunión familiar, con amigos o en el trabajo y notamos cómo se va generando ese nudo en el estómago, esa tensión muscular y el corazón se empieza a desbocar.

El automatismo haría que saliera de nosotros ese grito, primer pensamiento incontrolado, reproche, lamento o euforia desmedida.

Pero no queremos eso ya que también conocemos los efectos posteriores, agotamiento, dolor, una metedura de pata como una casa, etc.

Pues si somos conscientes de esto y ganamos unos segundos antes de “saltar”, en los cuales podemos decir ” un momento, ahora vengo” y discretamente nos vamos al aseo. Una vez allí, respiramos e intentamos analizar la situación con algo más de calma. A ver qué pasa? Por probar no perdemos nada y el resultado puede cambiar tanto!
Ya me contaréis.

Además de en este tipo de situaciones, el pensamiento positivo es aplicable a más. Las iremos viendo poco a poco. Es preferible ir introduciendo pequeños cambios en nuestra manera de pensar que querer hacerlo todo de un día para otro, no funcionaría.

Para la semana que viene tengo pensada una secuencia sencilla para estirar todo el cuerpo, especialmente después de realizar una actividad física intensa. Estad atentos!

A todo esto, creo que hace días que no recuerdo que todo lo que os cuento está basado en mi propia experiencia. Con esto quiero decir que no lo toméis todo al pie de la letra ni como una verdad absoluta, para nada. Tenéis que recibir la información, tener un margen de duda que os haga contrastar, investigar por otros lados y sobre todo vivenciarlo en vosotros mismos, sólo así podréis tener un criterio propio sobre lo que os hablo cada día.
Muchísimas gracias por estar ahí, leerme y prestarme parte muestra valioso tiempo.
Luz para todos!

Indali

Anuncios

3 thoughts on “Aplicando el pensamiento positivo.”

  1. Hace tiempo que leo tu blog y tu FB desde que te descubrí por un articulo en una revista en la que colaboraste.Dices que eres autodidacta en tus comienzos con el yoga .Te agradeceria algún consejo para principiantes ,llevo mas o menos un par de meses !aprendiendo!……pero nose si de manera adecuada ya que todo mi aprendizaje es “on line” Tengo 58 años ,mujer y quiero conocer esta forma fantástica de vida.Namaste

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s