sobre mi

Intensivo de verano 2017

Muy buenas!!

Hoy vengo para comentaros un poco cómo está siendo este segundo año de formación en el Ashram Sanatana Dharma en Zestoa, Guipúzcoa.

Al igual que el año pasado tenemos que ir un fin de semana al mes y en verano hemos estado doce días seguidos.

El primer día en la playa de Zumaia, antes de ir al Ashram.

La estructura del curso es igual que en primero, solo cambian las asignaturas.

Durante los siete primeros fines de semana hemos trabajado estas clases: asanas, yoga y polaridad, historia de la humanidad, programación gestión y evaluación, sutras, primeros auxilios, Suddha Raja Yoga y teosofía. 

Además del tiempo de meditación, mantras, tareas comunes y tiempo libre. También hemos realizado los domingos el “ritual para la salud”.
En los doce días de agosto la programación ha variado un poco.
Los tres primeros días estuvimos hablando del poder de curación que tenemos en nuestras propias manos de la mano de los alimentos y limpiezas internas. Lo vivimos en nuestras propias carnes llevando a cabo, durante dos días, la dieta del Dr. Stone ( dieta basada en alimentos con gran proporción de agua y evitando los mas densos) y al tercer día haciendo la limpieza intestinal y de estomago. Unas técnicas de limpieza de lo mas sencillas ( se hacen bebiendo agua salada y realizando una serie de movimientos) y efectivas que, realizadas bajo la supervisión del profesor ( por lo menos las primeras veces), dan un muy buen resultado de depuración interna.

Bien es verdad que tengo que admitir que a mi me cuesta bastante terminar el proceso, por lo visto acumulo bloqueos, a nivel energético, que tengo que observar y trabajar. Estoy en ello.
Ademas de esto algunas asignaturas se han mantenido pero otras han dado paso al teatro!

En diez días hemos preparado una obra de una hora de duración, pasando de ser una asignatura sin mucho sentido a ser la autentica protagonista de este intensivo.
Poneros en situación, casi cincuenta papeles que repartir, aprender e interpretar. Apelando a la disciplina, responsabilidad y madurez de todos. Sacando al niño juguetón que todos tenemos, bajo la supervisión del adulto para que no se rebote, y guardando al padre en un cajón.
Esto del padre, el adulto y el niño, el PAN, lo hemos trabajado en otra de las asignaturas. Destripando el libro “ Yo estoy bien, tu estás bien” del Dr. Thomas A. Harris, el cual os recomiendo encarecidamente.

Este es de segunda mano, lo he encontrado en Amazon.

Es un libro de los años sesenta y, como dijo nuestro profesor, los ejemplos puede que estén un poco obsoletos, pero por lo demás refleja perfectamente las realidades psicológicas que todos tenemos. 

El “padre”, prejuicioso, tirando de grabaciones de la memoria producidas por nuestros padres o tutores en los primeros años de nuestra vida y que de forma inconsciente pueden llegar a gobernarnos. 

El “niño”, el que se deja llevar por las emociones como en una montaña rusa, pasando de la felicidad absoluta a una rabieta sin sentido en cero coma. 

Y el “adulto”, el que se cuestiona todo antes de actuar y contiene las reacciones del “padre” y el “niño”, dejando que actúen pero bajo su supervisión.

Os suenan este tipo de reacciones? Porque todos las tenemos con diferentes proporciones. Muy interesante, en serio.
Pero a lo que iba, casi todos llegamos pensando que este verano no podía superar al del primer curso. Además de que el teatro nos tenía un poco desconcertados y en general despertaba resistencias en la mayoría.
Si algo tiene el teatro es que saca muchos bloqueos a la luz y…o sacas al adulto para que la situación fluya o el padre y el niño harán de las suyas y te amargarán la experiencia.
Os podéis imaginar que con un grupo de personas tan grande, tan diferentes y, en general, con resistencias a la actividad, paso de todo un poco.

Pero finalmente el adulto y el niño juguetón de todos reinaron en el ambiente y la obra “ La vida en el bosque y la búsqueda de las armas “, fragmento del Mahabarata, fue representada con un éxito rotundo! Jajaja
Personalmente tengo que decir que aunque mi papel fuera hacer de uno de los hermanos Kauravas, los malos de la historia, los que representan a nuestra personalidad, estoy muy satisfecha con mi participación.

Este papel no tenía texto, de lo cual me alegré en el alma porque siempre he tenido pavor a actuar en público. Pero aun así pude poner a prueba mi oratoria en voz alta, ya que una compañera estuvo indispuesta durante tres días y me ofrecí para sustituirla en los ensayos.

Ya se que no es lo mismo para nada pero pude sentir como me temblaba la voz el primer día que salí. También puse a prueba mi capacidad de retención de datos para memorizar el texto, la cual siempre he tenido por pésima y sorprendentemente me demostré a mi misma que en dos ratitos de cinco minutos (literal) fui capaz de aprender mi parte.

Fui capaz de guardar a las grabaciones del “padre” que llevo dentro y que durante muchos años han reprimido mi espontaneidad. Saqué al niño juguetón e intenté disfrutar de cada tarde de ensayo como si fuera la ultima. Solo fueron ensayos pero hice el trabajo y agradecí la oportunidad de esa experiencia.

Aquí con una compañera que era narradora.

Finalmente mi compañera se recuperó, interpretó su trozo y lo hizo genial!
El día del estreno, día once de intensivo ( agotados y excitados a la vez!), todos dimos lo mejor de cada uno. La representación salió de maravilla!
Hubo respeto, compañerismo, apoyo, admiración y un sentimiento de grupo como no habíamos sentido aun en todo este tiempo.
Después del teatro nos fuimos a cenar a Zumaia. Otra noche para recordar!

Practicando el pino sobre las manos en el frontón del Ashram.

La vuelta a la realidad ha sido intensa, me esperaba la sala de yoga para pintar las paredes ( una de ellas de ladrillo). Todo un trabajo físico y mental ya que siempre que tenemos que realizar una actividad a la cual no estamos acostumbrados, surgen esos pensamientos que en vez de ayudar lo ponen todo mas cuesta arriba, “quien me manda a mi”, “esto no se acaba nunca”, “esta quedando mal”, “cagüen la leche como pesa el rodillo!!”, etc.

En fin, que ya está pintada lista para recibir a las personas que siguen confiando en mi para descubrir su propio camino de la mano del yoga. Muy agradecida a todas ellas.

En los próximos días tengo que sentarme con los apuntes, que son muchos y muy interesantes! Estos días de agosto nos han dado unas herramientas tremendas para poner en práctica y comenzar a compartir en clases y talleres. Con muchas ganas!
Y así es como han transcurrido los días de curso en Zestoa, en breve estamos allí otra vez.
Muchísimas gracias por leerme! Namaste!
Indali

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s